"Lo del gas pimienta fue algo político": la mirada del Vasco Arruabarrena sobre el ataque a los jugadores de River

El Vasco Arruabarrena, en su etapa como DT de Boca.
El Vasco Arruabarrena, en su etapa como DT de Boca. Fuente: Archivo
(0)
21 de abril de 2020  • 12:37

Es uno de los partidos más recordados de los superclásicos. Ocurrió en 2015 por la Copa Libertadores, a sólo meses de las semifinales de la Sudamericana donde River revirtió una historia en general adversa en los superclásicos en instancia internacional. Ahora, el encuentro era por Copa Libertadores en octavos de final. River había vencido en el partido de ida por 1-0, y todo se definía en la Bombonera.

Tras terminar el primer tiempo, el partido estaba 0-0 y con ese resultado, el equipo de Marcelo Gallardo accedía a cuartos de final. Sin embargo, la segunda etapa nunca pudo jugarse por la agresión con gas pimienta a los jugadores de River cuando estaban por salir hacia el campo de juego, perpetrada por alguien de la tribuna: el tristemente célebre "Panadero" Napolitano.

A casi cinco años de aquel evento, el entonces entrenador de Boca, Rodolfo Martín Arruabarrena, habló con TNT Sports y ofreció su mirada: "Lo he dicho. Lo del gas pimienta ha sido algo político, no de uno sólo. Creo que poca gente lo podrá descubrir y lo sabrá", lanzo el exfutbolista.

Sobre qué hubiera sucedido si se disputaba el encuentro, Arruabarrena dijo que "confiaba" en el equipo, porque "los partidos con River en esa época han sido muy parejos, con pequeños detalles". Además, diferenció a la actual dirigencia de la Conmebol con la de aquel entonces: "Lamentablemente, se ha decidido terminarlo por escritorio en vez de una cancha, con otras autoridades. Porque el otro día he leído que a estas autoridades le gustaría terminar el partido adentro de una cancha", lanzó.

Acerca de su recordado enojo con el presidente de River Rodolfo D'Onofrio en medio del campo de juego frente a todas las cámaras, el campeón de América 2000 con Boca dijo: "Fue una calentura de 15'' o 20''. Sé lo que se dijo y lo tengo muy claro. Cada uno, después obrará como quiera", cerró, enigmático.

El pase que no fue

Corría el año 99' y Martín Palermo era figura del Boca de Bianchi. Una dura lesión, como tantas otras que sufriría luego a lo largo de su carrera, lo marginaría de las canchas por seis meses. Según contó Arruabarrena en la entrevista con Hernán Castillo, el entrenador Carlos Bianchi le preguntó entonces al plantel a quién podrían traer para reemplazarlo. Esta fue su respuesta:

"Nosotros le decíamos por Pizzi que estaba en River, no estaba haciendo goles, que nosotros lo íbamos ayudar a que haga goles. En esa época, era muy difícil traer un jugador de River a Boca. Pero él apostó por el Chipi (Barijho), Adrian Guillermo... Muchísimos jugadores que le dieron provecho".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.