Gerardo Martino salió campeón en la MLS con Atlanta United y ya piensa en México

El Tata Martino, campeón de la MLS
El Tata Martino, campeón de la MLS Crédito: Twitter
Ariel Ruya
(0)
8 de diciembre de 2018  • 23:51

Es una suerte de volver a vivir. A los 56 años, Gerardo Martino es campeón, una vez más. Lejos de la selección, en tiempos en los que disfrutó de un estilo y sufrió la falta de títulos y las desventuras dirigenciales. Lejos de Newell’s , su gran amor, su segunda casa. Lejos, en el norte futbolero, allí en donde de a poco se construye un fútbol mejor, más profesional. El Tata Martino es el campeón de la MLS, luego de que Atlanta United, un equipo creado a imagen y semejanza de su conductor –buen pie, búsqueda frenética, audacia a toda prueba–, superó anoche a Portland Timbers por 2 a 0 en la finalísima norteamericana. ¡Salud, campeón! Ahora sí, puede despedirse por el sendero de la gloria: el seleccionado de México, un desafío mayúsculo lo espera.

Luego de una experiencia esquiva como conductor de Lionel Messi en Barcelona y más de una desventura en la selección argentina, Martino decidió hace un par de temporadas la aventura americana. Del otro lado aguardaba Atlanta United , un proyecto recién creado. El cierre es perfecto: se va como campeón, luego de ser partícipe, desde las bases, de un club que no existía.

"Son muchas finales en los últimos años y soy un agradecido. También es cierto que me ha tocado perder mucho más de lo que me ha tocado ganar, pero cuando uno tiene la tranquilidad de revisar el trabajo realizado no puede otra cosa que sentirse orgulloso por haber estado en lugares de privilegio", comentó, horas atrás. "Estoy contento por la recompensa que hemos tenido de jugar esta final después de dos años duros de trabajo y sobre todo de poder hacerlo delante de todos nuestros hinchas, que es lo más importante. Una gran culminación para estos primeros años de vida del Atlanta", contó el Tata, que ya es una leyenda en el sudeste de los Estados Unidos. Una referencia. Sus habitantes le reconocen sus méritos y lo idolatran. Sus dirigentes se deshacen en elogios.

Joseph Martínez convierte el primer gol de Atlanta United, en la noche consagratoria del equipo de Martino
Joseph Martínez convierte el primer gol de Atlanta United, en la noche consagratoria del equipo de Martino Crédito: John David Mercer / USA TODAY

Y ahora, en México. Así lo describe Rafael Márquez. "Es un entrenador que ha estado en los máximos niveles, en selecciones importantes, tiene una muy buena vista y buen augurio. Quizá había oportunidades más altas para buscar esas opciones, pero al final de cuentas es lo que se consiguió y esperando apoyarlo en todos los sentidos y tratando de que le vaya mejor de lo que le ha ido a la selección mayor", declaró Márquez.

Leandro González Pirez fue una referencia en la defensa. "El título es la mejor despedida para el Tata Martino, la manera de coronar un proceso de dos años que fue muy exitoso. El año pasado también nos clasificamos para los playoffs y fuimos eliminados por penales. El equipo llamó mucho la atención por su estilo de juego, tiene el sello del Tata, ofensivo, trata de presionar todo el tiempo y ser protagonista, atacar continuamente y poner mucha gente en campo rival".

El legado del ex conductor del seleccionado argentino no es solo futbolístico, según González Pirez: " El Tata me va a dejar enseñanzas, valores, me hizo crecer como persona. Como técnico se maneja con conceptos claros, pero lo que más me dejó es en el aspecto personal. Tiene unos principios muy importantes. Se lo va a extrañar, obvio, también por la confianza que nos dio. Con él incorporé muchos conceptos a nivel de juego, que te van mejorando como futbolistas y haciendo más versátil para tomar decisiones en la cancha".

La carrera de Leandro González Pirez en la MLS tiene una peculiaridad: los dos años que lleva en Atlanta United son tantos como los que tiene el club de existencia, los mismos de la gestión de Gerardo Martino. "Yo llegué cuando Atlanta nació. La gente trabajó de muy buena manera, parecía que el club llevaba varios años de funcionamiento de tan bien ajustado que está todo. Solo parece nuevo por las instalaciones. Contrataron un plantel de 30 jugadores. Había que conocerse e integrarse, ese fue el mayor desafío", contó el defensor, que celebró con otros argentinos, que fueron titulares esta noche: Eric Remedi y Franco Escobar, autor del 2-0. Y una estrella bien conocida, el paraguayo Miguel Almirón. En Portland se destacaron Diego Valeri y Sebastián Blanco. Pero la celebración fue exclusiva para el ex DT de la Argentina. Una noche, volvió el Tata Martino, un campeón.

Por: Ariel Ruya
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.