El caso Sala. El intermediario acusado, su versión sobre los vuelos y cómo surgió el interés del Cardiff por el jugador

Willie Mckay, el intermediario que organizó al menos seis viajes relacionados con la transferencia de Emiliano Sala
Willie Mckay, el intermediario que organizó al menos seis viajes relacionados con la transferencia de Emiliano Sala Crédito: Twitter
(0)
19 de febrero de 2019  • 19:00

Willie McKay se siente señalado. El veterano representante de futbolistas que se jacta de haber concretado más de 600 transferencias en su carrera quedó manchado por la tragedia de Emiliano Sala , quien murió en las profundidades del Canal de la Mancha. Acorralado por las sospechas y en medio de supuestas amenazas contra su familia, McKay eligió contar su verdad en Sky News. Y desmintió al Cardiff, que había desconocido las circunstancias en las que el futbolista argentino emprendió el vuelo a Nantes, primero, y después a Gales para firmar con el equipo de la Premier League. McKay confirmó que él fue quien se encargó de todo ese itinerario, al que consideró "un favor".

A cambio de todo su trabajo, que también incluyó "inflar" el precio del pase de Sala mediante falsas especulaciones en la prensa, el intermediario se quedaría con el 10% de la venta, realizada en cerca de 16 millones de euros. Pero no solamente McKay se hizo cargo de haber organizado el viaje Cardiff-Nantes-Cardiff para el flamante refuerzo récord de Cardiff City, sino que además proveyó una línea de tiempo con todos los viajes realizados por el entrenador del Cardiff, Neil Warnock, y su asistente, para ver en acción a Sala. La semana pasada, Warnock –quien asistió al velatorio del futbolista argentino en su localidad natal de Progreso, Santa Fe– había negado que fuera "amigo" de McKay.

El origen

Según contó McKay a la cadena Sky News, todo empezó el 5 de diciembre del año pasado. Ese día, los McKay fletaron un avión desde Inglaterra (Cardiff acababa de jugar con West Ham, en Londres) hacia Nantes. Allí se reunirían con Andoni Zubizarreta, director deportivo de Olympique de Marsella, ocasional rival de Nantes. Hasta ese momento, Sala ni siquiera figuraba en el radar del equipo galés. Pero el delantero argentino fue la figura de ese partido, que Nantes ganó por 2-1. Y Warnock, un viejo admirador de los centrodelanteros corpulentos al estilo de Alan Shearer, cambió su mira y apuntó a Sala.

El Piper Malibu que pilotaba David Ibbotson en el que también viajaba Emiliano Sala terminó en el fondo del Canal de la Mancha cuando recorría el trayecto Nantes-Cardiff.
El Piper Malibu que pilotaba David Ibbotson en el que también viajaba Emiliano Sala terminó en el fondo del Canal de la Mancha cuando recorría el trayecto Nantes-Cardiff.

Siempre según el relato de McKay, la familia del intermediario volvió a fletar otro avión, esta vez para que Warnock pudiera tener contacto directo con Sala. Cardiff-Nantes-Cardiff fue el itinerario. Y el DT se reunió con el futbolista argentino y su agente, Meissa N'Diaye. El encuentro se dio un mes después de que Sala encandilara a Warnock con sus goles: fue el 8 de enero de este año. En ese momento, la prensa inglesa daba por hecho que Sala se mudaría a la Premier League inglesa para intentar salvar a Cardiff del descenso.

Casi una semana después, el 14 de enero, Sala viajó a Cardiff para conocer el estadio. Cuatro días más tarde, el 18 de enero, se hizo la revisión médica y firmó los papeles del contrato que lo ligarían con el club galés. Desde allí debía volver a Nantes para recoger sus pertenencias (incluida su perra Nala) y saludar a sus compañeros de equipo. Los McKay volvieron a escena y organizaron los dos vuelos: Cardiff-Nantes y Nantes-Cardiff. Los dos, en el Piper Malibu que apareció en el fondo del Canal de la Mancha.

Luego de proveer la información de los vuelos, McKay reafirmó su inocencia en la cadena de hechos que derivaron en la muerte de Sala y se comparó con quien "consigue un taxi en un aeropuerto". Además, dijo que el Cardiff estaba al tanto de todo lo relacionado con los viajes de Sala. Y los acusó "de no tener clase" al querer imponer un reclamo por supuesta negligencia para evitar pagar el pase del futbolista, cuya primera cuota de cerca de 6 millones de euros venció hace unos días. McKay también se ofreció a hacer un careo con los dirigentes del Cardiff, para que quedara en evidencia quién dice la verdad y quién miente. Pidió que fuera público, y con acceso para la prensa. Contactado por Sky News, Cardiff City declinó responder a las acusaciones. Tampoco accedió al careo.

¿Y dónde está el piloto?

La búsqueda de David Ibbotson, el piloto del Piper Malibu en el que también viajaba Emiliano Sala, comenzará la semana que viene. La familia abrió una colecta online similar a la que se encaró para encontrar al futbolista argentino y ya consiguió superar las 300 mil libras (colaboraron futbolistas como Kylian Mbappé y Kalilou Coulibaly). Con ese dinero, los Ibbotson contrataron a David Mearns, el oceanógrafo que encontró el avión accidentado en las profundidades del Canal de la Mancha. Para encotnrar a Ibbotson, el primer paso es descartar que no esté entre los restos del avión, así que contratarán buzos que se sumergirán para examinar lo que queda de la aeronave. Además, un helicóptero sobrevolará zonas inaccesibles en busca de los restos del piloto. Todo está condicionado a que un factor fundamental acompañe en el operativo: el clima.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.