Independiente le ganó con lo justo a Olimpia por la Copa Sudamericana

Copa Sudamericana Ronda de 16
  • P
Independiente

Independiente

  • P
Olimpia

Olimpia

El equipo de Pellegrino superó por 1 a 0 a los paraguayos, por la ida de los octavos de final; el gol lo hizo Trejo y Méndez fue expulsado
Damián Cáceres
(0)
23 de septiembre de 2015  • 21:47

Se transformó en un equipo confiable Independiente. Da ciertas garantías. Tiene un piso de rendimiento que le permite ser competitivo. Nada le resulta fácil, no arrolla ni deslumbra, pero desde que está Mauricio Pellegrino rara vez desentona o no da la talla. Puede dar un paso en falso, pero es una excepción, como le ocurrió ante Lanús por la Copa Argentina. En el torneo de primera y en la Copa Sudamericana está bien encarrilado.

Anoche le ganó a Olimpia en la apertura de los octavos de final. Dos equipos de antigua estirpe copera, a los que en los últimos tiempos les tocó vivir de la nostalgia en el ámbito internacional. Independiente, el viejo rey de copas, asistió al avance de Boca y River en el escalafón de trofeos. Olimpia cedió su protagonismo a manos de otros clubes compatriotas, como Cerro Porteño, Nacional y Guaraní.

Venció de manera justa Independiente. Dominó el eje central con Méndez y Ortiz , dos volantes con buena pegada y panorama. Un poco más adelante, el Cebolla Rodríguez vino a aportar experiencia y categoría en los últimos 30 metros. Y después está el gran acierto de Pellegrino: la explosión de Martín Benítez , esa promesa que estaba en riesgo de diluirse entre la falta de continuidad y algunos problemas extrafutbolísticos que lo desenfocaron aún más.

Fuente: Telam

Apenas tenido en cuenta por Almirón, Benítez encontró en Pellegrino al conductor que lo hizo despertar, le dio confianza, lo ubicó donde más rinde (con punto de partida en el sector derecho) y lo rodeó de buenos socios, como Vera, a veces Albertengo y unos volantes que sienten el fútbol como él.

Benítez es puro atrevimiento, gambeta, chispa, explosión. Puede sorprender de media distancia o buscar en profundidad. Independiente dominó el desarrollo con tranquilidad, nunca se desesperó. Un remate de Benítez desde fuera del área y un tiro en un poste de Cuesta eran sus aproximaciones más serias. Olimpia no lo inquietaba, más allá de un remate de media distancia de Salgueiro.

Se iba el primer tiempo sin que Independiente reflejara en el resultado su leve superioridad. Pero llegó el saque largo desde el arco de Rodríguez, la peleó Vera y la pelota le quedó a Benítez, que encendió el turbo hacia el área y cruzó la asistencia para la definición de Trejo , otro juvenil al que el entrenador le está dando pista.

El partido se durmió en el segundo tiempo. A Olimpia, con la mente en el desquite, no le dolía tanto perder por la mínima diferencia. Y hasta se ilusionó con el empate con un cabezazo de Zeballos que devolvió un poste. Un llamado de atención para un Independiente algo más apagado.

En el final, los hinchas le dieron una cálida despedida al uruguayo Rodríguez cuando fue reemplazado por Albertengo . No fue un cierre ideal por la expulsión de Méndez, que en un arrebato incomprensible le dio un codazo a Piris.

Independiente resolvió el pleito como lo viene haciendo últimamente: con sobriedad. Una virtud que necesitará en el Defensores del Chaco.

El gol de Trejo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.