Italia 90. La confesión de Matthaus: se equivocó Codesal y él no quiso patear el penal de la final contra Argentina

Lothar Matthäus saluda a Diego Maradona tras la final de Italia 90; el respeto del capitán alemán ante las lágrimas del Diez
Lothar Matthäus saluda a Diego Maradona tras la final de Italia 90; el respeto del capitán alemán ante las lágrimas del Diez
Cristian Grosso
(0)
14 de junio de 2020  • 08:00

No niega el penal. Elude la respuesta con sarcástica gambeta. "¿Un penal sobre Calderón? ¿Quién, yoooooooo? ¿En serio? No lo recuerdo. ¿De verdad? Si la Argentina no nos atacó... ¿Cómo pudieron tener un penal si nunca pisaron el área?". Lothar Matthäus se divierte. Y enseguida lanza el contragolpe: "Para mí, en esa final hubo un penal muy claro para Alemania y fue al comienzo del segundo tiempo: de Goycochea a Klaus Augenthaler". Más allá de las bromas, ninguna de esas dos polémicas están a la altura de la jugada que definió la final en Roma. Y cuando LA NACION le pregunta al capitán alemán sobre la falta de Sensini sobre Völler, se confiesa: "Yo estaba muy bien ubicado. Veo que hay un contacto, pero para mí no fue suficiente para cobrar penal. En un partido así, si va a cobrar un penal, el árbitro tiene que estar 100% seguro de que la infracción fue clara. Y para mí no fue tan clara. Pero no creo que haya sido a propósito de parte de Codesal. Tal vez él estaba en una posición diferente y para él fue claro", explica Matthäus.

El momento cumbre: como capitán de Alemania, Matthäus recibe la Copa del Mundo en Italia 90, con Beckenbauer detrás; abajo, a la izquierda, Brehme, el hombre del penal
El momento cumbre: como capitán de Alemania, Matthäus recibe la Copa del Mundo en Italia 90, con Beckenbauer detrás; abajo, a la izquierda, Brehme, el hombre del penal Fuente: Archivo

Pero, ¿por qué el penal no lo pateó él, si era el encargado de Alemania? Ya había convertido contra Checoslovaquia, en cuartos de final, y en la definición por esa vía contra los ingleses, en las semifinales. En ambos casos, con dos derechazos violentos, ante el checo Jan Stejskal y el inglés Peter Shilton. "En el primer tiempo se me había roto un botín y en el entretiempo decidí cambiármelos. Me puse unos nuevos, y me molestaron todo el segundo tiempo. No me sentía seguro para patear un penal tan decisivo y le dije a Brehme que fuera él". En 1990 a Matthäus le entregarían el Balón de Oro.

Brehme había abierto lo rueda de penales contra Inglaterra, en las semifinales. ¿Adónde pateó? Fue una copia: un derechazo bajo, exactamente al mismo lugar que ante Goycochea. Pero Brehme era zurdo, era el lateral izquierdo de Alemania. Sí., y no. Dominaba los dos perfiles. Cuatro años antes, en México 86, por los cuartos de final en la definición por penales ante los locales, ejecutó el segundo (y lo convirtió). con la izquierda. En 2016, en una entrevista con el diario El País, de España, llegó la confesión de Brehme: "No fue penal, la marca fue correcta".

¿Cuántas veces se repitió la misma final de un Mundial a otro? Sólo una, Argentina-Alemania en México 86 e Italia 90. Maradona vs. Matthäus, 180 minutos y mil historias. Una para cada uno. ¿Le dejó al alemán algún aprendizaje haber perdido la final del 86, de cara a la revancha del 90? "Claro: nunca hay que cambiar tu estilo de juego. Y nosotros en el 86 cambiamos nuestro sistema porque Franz Beckenbauer respetaba demasiado a Maradona. Y por cambiar, los primeros 60 o 70 minutos jugamos a algo a lo que no estábamos acostumbrados. Después volvimos a nuestro estilo y logramos meternos de nuevo en el juego.

Lothar Matthäus en acción en la cancha de Vélez; en 1987, Alemania jugó en un amistoso la revancha del Mundial de 1986; la Argentina se impuso por 1 a 0 con gol de Burruchaga; la historia iba a cambiar en Italia 90
Lothar Matthäus en acción en la cancha de Vélez; en 1987, Alemania jugó en un amistoso la revancha del Mundial de 1986; la Argentina se impuso por 1 a 0 con gol de Burruchaga; la historia iba a cambiar en Italia 90 Fuente: LA NACION

-En el 90, ganaste. ¿En el 86 hubieses preferido no marcar a Maradona en el Azteca?

-Seguro. Aquel fue el Mundial de Maradona. No recuerdo que algún jugador haya dominado tanto un Mundial como Diego entonces. Tal vez. podría compararse con lo que hizo Ronaldo en el Mundial 2002. Por eso Beckenbauer le temía un poco, quizás demasiado. Nosotros teníamos muchos defensores, y yo estaba en la ofensiva. Teníamos dos delanteros y dos volantes ofensivos, uno era yo que jugaba de 8. Pero Franz me retrasó, me sumó a la defensa, y no puso a otro delantero. Nos mantuvimos con seis jugadores defensivos y me sumó a mí, con lo cual quedaron apenas tres jugadores en la ofensiva. Beckenbauer tenía demasiado respeto por Maradona y traicionó el estilo. Con él tuvo todo el respeto que no tuvo con Platini en las semifinales. Porque en aquel partido fue otro compañero quien marcó a Platini. No yo. Y a Francia le ganamos [2-0, en Guadalajara]. Entonces, ¿por qué cambió? Porque Maradona era Maradona. En ese momento, en el 86, Maradona era el mejor del mundo. En la Copa del 90 no estaba en su plenitud.

Andreas Brehme | Anoté un gol en la final de la Copa Mundial

03:26
Video

-Maradona ganó un Mundial, Messi todavía no. ¿Messi necesita ganar un Mundial para consagrarse definitivamente?

-No. No. No. Él es el mejor. Su forma de jugar trasciende a cualquier título. Ganar un título es muy difícil. Argentina estuvo muy cerca de ganar el Mundial en 2014. Quizás, si hubieran hecho el primer gol del partido, recuerdo que tuvo una clara Higuaín y un par más, estoy seguro de que la Argentina hubiera sido campeón. Y Messi también. ¿Qué culpa tuvo Messi si el árbitro cometió un error y no cobró el penal de Neuer a Higuaín? ¡Porque para mí fue pena! ¿Y qué culpa tuvo Messi si Di María se lesionó y no jugó esa final? Messi es contemporáneo y lo disfrutamos cada fin de semana en todo el mundo..., dentro de 20 años todo el mundo va a seguir hablando de Messi. Y todo el mundo seguirá hablando de la Argentina gracias a este jugador espectacular. Por eso no voy a entender nunca cómo en la Argentina se lo sigue discutiendo. Podés ganar un partido sin él, pero Argentina nunca podría ganar un Mundial sin Messi. Como ocurrió con Maradona en el 86.

La palabra del capitán alemán, Balón de Oro 1990; Lothar Matthäus, durante una visita a la Argentina
La palabra del capitán alemán, Balón de Oro 1990; Lothar Matthäus, durante una visita a la Argentina Fuente: Archivo - Crédito: Soledad Aznarez

-En el '90 empezaría un calvario para la Argentina cada vez que Alemania iba a aparecer en su camino por los mundiales..., 2006, 2010, 2014...

-Creo que en la final del Mundial 2014 ustedes extrañaron a Di María. Nosotros estábamos muy contentos de que Di María no estuviese ese día en la cancha. ¡Muy contentos! Como pasó en el 90, cuando Caniggia no pudo jugar la final. En ambas finales ustedes perdieron dos jugadores fundamentales, y eso incidió en la derrota. Cuando no contás con tus mejores jugadores, es muy difícil.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.