Megan Rapinoe es la futbolista mejor paga del mundo y cobra 280 veces menos que Messi