La intimidad de River: el #ModoOso, la doble vuelta olímpica y la alegría del Muñeco, con cerveza y cantitos

Pratto le hace honor a su apodo, en los festejos.
Pratto le hace honor a su apodo, en los festejos. Crédito: @RiverPlate
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
31 de mayo de 2019  • 07:33

"Todos los domingos a la tarde, yo vengo a alentarte... venimos aguantando los trapos para verte a vos". El micro de River recorre el Monumental mientras las 66 mil almas se funden en un cantito que ya es un emblema del ciclo. Los jugadores festejan con bombos, banderas y espuma, mientras el cuerpo técnico hace lo propio. Pero hay un integrante que sobresale entre todos: se sabe la letra de punta a punta, explota de alegría al escucharla, canta como si estuviese en la Sivori Alta y no para de saltar, pero agarra su medalla para que no se le escape. Es Marcelo Gallardo , el padre de la criatura.

Por un momento, el Muñeco deja su papel de entrenador y estratega para transformarse en un hincha más. Se toma una cerveza entre amigos, mueve la latita para todos lados con su mano derecha y no para de cantar, con una sonrisa indisimulable. Motivos para festejar hay de sobra: con la Recopa Sudamericana , reconfirma el poderío internacional de River, que consiguió su duodécimo trofeo Conmebol (séptimo del ciclo), y se posiciona como el DT más campeón de la historia del club con 10 coronas.

El trío de entrenadores: Buján en el medio, Biscay y Gallardo en los costados.
El trío de entrenadores: Buján en el medio, Biscay y Gallardo en los costados. Crédito: @RiverPlate

A su lado, Marcelo Tulbovitz (preparador físico), Pedro Hansing (médico) y Tato Montes (entrenador de arqueros) festejan más tranquilos, aunque rápidamente encuentra cómplices de la locura: el cantito se replica a pura emoción en Hernán Buján (ayudante y mejor amigo), César Zinelli (preparador físico y amigo), Mariano Barnao (gerente de fútbol), Ariel Scarpelli (utilero) y Matías Ghirlanda (jefe de prensa). Un poco más alejado, sonríe, emocionado, Matías Biscay, su otro amigo ayudante e instantes después puede lograr el abrazo más desado: con su hijo Matías, quien vivió la histórica noche como alcanzapelotas, mientras su hermano Nahuel festejaba con sus compañeros.

Los festejos de River tras ganar la Recopa - Fuente: River Plate

00:26
Video

Alrededor del cuerpo técnico del Muñeco, los jugadores viven una nueva celebración. "CREER. Porque hay con qué", reza la camiseta del festejo de la tercera Recopa Sudamericana conquistada. Y el trofeo va de acá para allá en el micro. Cambia de manos constantemente porque todos quieren ofrendarlo al público y sostenerlo para besarlo o capturar el momento con el celular. Las banderas no paran de flamear, los gorros vuelan y las latitas de cerveza se siguen abriendo, mientras los hinchas no quieren irse. Así que Biscay toma la conducción del momento y ordena con sus gestos y sus palabras: "Otra vuelta más, otra más, dale".

Como era de esperar, le cumplen el deseo y se produce la segunda vuelta olímpica de un River que, además, se puso en #ModoOso para celebrar. Porque Lucas Pratto volvió a ser figura absoluta en una nueva final y escribió otra página dorada después de sus dos goles ante Boca en la Copa Libertadores. No solo Enzo Pérez y Nicolás De La Cruz celebraron con los brazos cruzados junto a él tras el 2-0 que empezó a decretar el triunfo. Sino que todo el plantel lo hizo en la tarima de la celebración y hasta el propio delantero apareció con una máscara de oso para sorprender a sus compañeros, que bailaron y saltaron a su ritmo.

La fiesta parece no tener final en Núñez. Las canciones suenan en los altoparlantes y la gente responde con el cantito de cancha correspondiente. Entre ellas se cuela el himno del club, que se entona en cada final de partido, y la gente lo canta a viva voz, con ese orgullo característico del que se siente campeón. Y, claro, también se acuerdan de Boca: durante varios instantes se frena la música y aparece el famoso "minuto de silencio". Instantáneamente, las cuatro tribunas se funden en el mismo grito: "Dale campeón, dale campeón, dale campeón".

Pasadas las dos de la madrugada, los jugadores todavía seguían celebrando con familiares y amigos en las entrañas más profundas de un Monumental que volvió a vestirse de gala. Y la sensación del plantel es universal: sienten que saldaron una cuenta pendiente, después de la mudanza a Madrid de la final. Festejar en tu casa no tiene precio.

#ModoOso: el festejo del plantel a lo Pratto que se volvió viral
#ModoOso: el festejo del plantel a lo Pratto que se volvió viral Fuente: FotoBAIRES

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.