Los lugares comunes del fútbol vistos desde un drone

Algunos entrenadores utilizan un drone para analizar los movimientos en las prácticas
Algunos entrenadores utilizan un drone para analizar los movimientos en las prácticas Fuente: LA NACION - Crédito: Imagen de TV
Marcelo Gantman
(0)
3 de junio de 2019  • 23:59

No hace falta un drone para saber que al "4" le ganan la espalda. Tampoco los drones ganan partidos. Las afirmaciones son verdaderas. Tan ciertas como que resulta imposible poder precisar qué parte exacta, de todo un proceso de trabajo, es la que hace ganar a un equipo. Un drone no hace la diferencia entre ganar o perder. Ni los conos anaranjados para automatizar movimientos, ni una palmada en la espalda en el momento justo, ni una arenga motivacional en la manga camino al campo de juego. Es todo eso a la vez. Un drone probablemente le sirva al "4" para ver mejor el problema que no puede resolver. Pero solo tal vez.

La primera gran noticia que tuvo el fútbol sobre el uso de drones data de septiembre de 2015. Michael Owen, un experto en ganarle la espalda al 4, al 2, al 6 y al 3, incluso a todos juntos y al mismo tiempo, habló del tema durante una versión de Soccerex, la célebre exposición dedicada a la industria del fútbol. Como cara visible de una compañía llamada M7, era el encargado de proveerle esa tecnología al Everton , dirigido entonces por el español Roberto Martínez. "Es una gran manera de ver el fútbol, principalmente tácticamente, para imaginar dónde deberían estar tus jugadores y de qué manera se mueven. El entrenador tiene una perspectiva nueva...", comentaba Owen durante su presentación. Todo un hombre de ventas.

Owen también dijo que Thierry Henry los usaba para filmar las sesiones de entrenamiento en su proceso para convertirse en "manager" bajo los reglamentos de la federación de Gales. Con el drone como parte de las prácticas, Everton, con Romelu Lukaku y Ramiro Funes Mori como integrantes de ese plantel, terminó 11° en la temporada 2015/16 en la Premier League. La misma posición que en la temporada anterior. El drone no ganó ni perdió: voló en círculos. Pero tres años después, Martinez era el técnico con el que todo el mundo quería sacarse una foto como entrenador de la selección de Bélgica en Rusia 2018.

Un entrenamiento visto desde un drone

En el fútbol, preguntar si determinadas herramientas tecnológicas hacen "ganar partidos" es un reconocible lugar común que todavía anida en algunos rincones. Por lo general en los clubes donde hay directores deportivos de alto perfil y de reconocida experiencia, esa pregunta se hace cada vez con menos frecuencia. Es curioso que se le pida precisión de resultado a un recurso tecnológico en un deporte que siempre se percibe como presa del azar y con variables que nunca pueden ser dominadas del todo. ¿Por qué debería tener la respuesta un software o una pechera con GPS, si tampoco puede darla un ser humano con 20 años de recorrido como entrenador?

Las certezas llegan por otros andariveles. Una de ellas es que, en tres años, Roberto Martínez se transformó en un mejor entrenador y es probable que el uso de drones haya contribuido a ese progreso. En otros técnicos las razones de su evolución responderán a otras capacidades y otros recursos para manejar la información del juego y cómo ofrecerlas a los futbolistas.

Lo cual lleva a otra verdad del fútbol: los equipos que ganan suelen ser aquellos que unen las ideas claras de un entrenador con la buena interpretación y ejecución de los jugadores. La vociferada simpleza del fútbol tan compleja de aplicar. Las herramientas tecnológicas son neutrales en este proceso. Un drone solo no hace verano.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.