Los claros mensajes del vestuario por el cambio de esquema de Alejandro Sabella

Fuente: Enviado especial - Crédito: Juan López
Los jugadores del seleccionado dijeron que los benefició volver en el segundo tiempo al 4-3-3 y dejar de lado el 5-3-2 que armó Pachorra y que se los comunicó a los futbolistas horas antes del partido ante Bosnia; “Es el sistema que más utilizamos”, coincidieron
Pablo Hacker
(0)
16 de junio de 2014  • 10:53

RIO DE JANEIRO.- Todo empezó el viernes y terminó en el vestuario del Maracaná, en el entretiempo del partido que la Argentina vencía 1-0 a Bosnia , tras una floja actuación. En la antesala, sorprendió que Alejandro Sabella eligiera un esquema con cinco defensores (5-3-2) para afrontar el debut en el Mundial . Parecía demasiado cauteloso ante un equipo que jugaba por primera vez una Copa del Mundo. Incluso, los jugadores se terminaron enterando a último momento de la decisión en las entrañas del Maracaná, horas antes del partido. Habrá tenido sus razones Pachorra, pero después de 45 minutos flojos cambió todo y volvió a lo de siempre: el 4-3-3, esquema que los jugadores reconocieron luego como el que más cómodo les sienta.

"Los cambios en el segundo tiempo se dieron porque veía que el partido estaba muy chato y que podíamos abrir la brecha en cuanto al resultado. Produjeron una mejora en el equipo y ayudaron a Messi", dijo Sabella en conferencia de prensa para explicar por qué decidió los ingresos al inicio del complemento de Fernando Gago y Gonzalo Higuaín por Hugo Campagnaro y Maxi Rodríguez . Pachorra había elegido un esquema que sólo había usado cinco veces en su ciclo, pero que había puesto en práctica en varias oportunidades en Estudiantes. De las palabras de algunos de los referentes del plantel se percibe que no fue una decisión más la del entrenador y ellos dejaron su mensaje.

"El técnico cambió el sistema en el segundo tiempo, es más que un par de retoques. El 4-3-3 es la manera de jugar que nosotros tenemos, a la que estamos más acostumbrados. No creo que en el primer tiempo hayamos jugado mal. Con un jugador menos adelante y uno más atrás, nos costaba llegar con peligro", dijo Javier Mascherano , luego del partido. Sergio Romero explicó: "El 4-3-3 arrancó en Barranquilla y nos hizo disfrutar durante tres años. Ojalá que contra Irán encontremos nuestro esquema y podamos jugar mejor que hoy".

Romero; Zabaleta, Garay, Federico Fernández y Rojo; Gago, Mascherano y Di María; Messi, Higuaín y Agüero es el equipo que salió a disputar el segundo tiempo ante Bosnia; representa la formación de memoria que muchas veces eligió Sabella; sin embargo, la última vez que Pachorra había alineado estos nombres desde el inicio fue el 12 de octubre de 2012 cuando la selección venció 3 a 0 a Uruguay, en Mendoza, por eliminatorias

En Barranquilla, dice Chiquito. Ese es un día clave en la vida de esta selección. Fue el 15 de noviembre de 2011. El ciclo Sabella llevaba tres partidos oficiales (una victoria ante Chile, un empate contra Bolivia y una derrota con Venezuela) y los rumores indicaban que con una caída más el DT ponía su renuncia a disposición. Colombia vencía por 1-0 a la Argentina tras el primer tiempo y Pachorra decidió un cambio de esquema para el segundo tiempo: 4-3-3 en lugar del 4-4-2 con el que empezó ese encuentro. En el segundo tiempo, el conjunto nacional revirtió el marcador y se impuso por 2-1, con goles de Lionel Messi y Sergio Agüero , el hombre que ingresó por Pablo Guiñazú, volante de marca, en el comienzo del segundo tiempo. Messi, Agüero e Higuaín fue el trío con el que todo se dio vuelta. Desde entonces, por más que de que iba en contra de sus principios como DT, Sabella apostó a ese número telefónico y le sumó el despliegue de Angel Di María, un equipo vetiginoso, lejos del equilibrio que él pregona.

Fuente: Enviado especial - Crédito: Juan López

Con ese esquema, la selección se afianzó. Sin embargo, para el primer partido de la Copa del Mundo, el técnico eligió uno distinto. Es cierto que de ese modo la Argentina le había ganado a Bosnia en un amistoso en Estados Unidos, hace ocho meses, pero era una decisión contraria al deseo de los jugadores e incluso de su máximo exponente, Messi, quien prefiere estar mejor rodeado y acompañado.

"En el segundo tiempo tuvimos más la pelota. Creamos más ocasiones. En el primer tiempo nos metimos atrás solos. Con el Kun y yo muy lejos. Con un hombre más en ataque, eso cambió. Así es como tenemos que seguir, como en el segundo tiempo, nos sentimos más cómodos", expresó anoche Leo. Higuaín, quien ingresó, sentenció: "Se hizo difícil con cinco defensores. En el segundo, Alejandro modificó el esquema y tuvimos más tranquilidad. Es el equipo que jugamos casi siempre. Nos conocemos bastante. Sabemos cómo juega cada uno, los movimientos. Es el esquema con el que jugamos muchos partidos. Eso se nota bastante"

"En el segundo tiempo, Leo tenía opciones porque había un tipo más adelante. Este equipo juega hace más de tres años de la misma manera, con sus fallas, sus virtudes", consideró Masche. La opinión de Pablo Zabaleta fue clara: "En el primer tiempo, jugamos con un sistema poco habitual, el cual no veníamos utilizando. El entrenador decidió poner un hombre más en ataque para preocupar un poco más al rival y creo que fueron dos tiempos distintos. En el segundo, tuvimos un poco más de chances".

El ingreso de Gago fue muy importante para el seleccionado. El volante de Boca, como siempre, resultó vital para potenciar a Messi. Es el pase que Leo necesita. El crack cambió en el segundo tiempo. Mejor rodeado, marcó un gol clave para liquidar el encuentro. "No sé si el partido se rompe. Son distintos sistemas. Hay que respetarlo al entrenador", contó Gago.

Fuente: Enviado especial - Crédito: Juan López

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.