Marcelo Bielsa: luces y sombras de tres décadas como entrenador

El Loco Bielsa condujo durante seis años al seleccionado argentino
El Loco Bielsa condujo durante seis años al seleccionado argentino Fuente: Archivo
José Luis Domínguez
(0)
15 de mayo de 2019  • 23:59

En sus casi tres décadas como entrenador, Marcelo Bielsa se convirtió en un referente. De un estilo de juego, por un lado, pero sobre todo, de una manera de vivir el fútbol con intensidad, a su manera. Aquí, un repaso a los logros que consiguió y también de los fracasos que atravesó durante su extensa trayectoria:

Newell's: comenzó su carrera como director técnico en el club que marcó su vida. Destacó en las divisiones inferiores, y en 1990 asumió como conductor del equipo de primera. Conquistó el torneo de primera división de la temporada 1990/91 al ganarle por penales a Boca en la Bombonera. En 1992 fue campeón del torneo Clausura y llegó a la final de la Copa Libertadores; en esa instancia perdió por penales contra San Pablo. Muchos de los jugadores de aquel ciclo siguieron sus pasos como entrenador, entre ellos: Gerardo Martino, Eduardo Berizzo, Mauricio Pochettino, Alfredo Berti y Fernando Gamboa, entre otros, más allá de comulgar o no con su propuesta de juego.

México: fue contratado como director deportivo de Atlas. En la temporada 93/94 tomó la dirección técnica y terminó en el quinto puesto del torneo azteca. En la 95/96 condujo a las Águlas del América. La campaña fue aceptable y dejó al equipo casi clasificado para la liguilla decisiva, pero la mala relación con los dirigentes y el agotamiento físico de los jugadores derivaron en su despido, luego de tres derrotas. Le hizo juicio al América, por el que percibió unos 600.000 dólares.

Vélez: desembarcó en Liniers para reemplazar a Osvaldo Piazza, que a su vez había sucedido a Carlos Bianchi. Más allá de tener, al principio, un trato distante y hasta conflictivo con algunos jugadores, finalizó cuarto en el Apertura 1997 y al año siguiente, ganó el Clausura 1998. A pesar de contar con el respaldo del presidente Gámez, eligió marcharse después de salir campeón, luego de una temporada exitosa, con 43 cotejos, 23 triunfos, 13 empates y 7 caídas.

Espanyol de Barcelona: tras su paso por Vélez, emigró a España para comenzar la aventura europea. Duró apenas seis partidos: José Pekerman, entonces manager de la selección, lo tentó para dirigir a la selección nacional luego de la eliminación en Francia 98 para reemplazar a Daniel Passarella.

Bielsa, en su ciclo en Lille

03:23
Video

Selección Argentina: en el equipo nacional, Bielsa cumplió su ciclo más extenso como entrenador. Dirigió a la albiceleste en 85 partidos, con 56 triunfos, 18 empates y 11 derrotas, con un 72,94 por ciento de eficacia, el mejor de toda su carrera. Obtuvo el torneo Preolímpico 2004 y la histórica medalla dorada en los Juegos de Atenas 2004. También sufrió el fracaso más estrepitoso: la Argentina fue eliminada en la primera rueda del Mundial de Corea del Sur y Japón 2002 después de llegar como una de las grandes favoritas al título. En 2004 alcanzó la final de la Copa América de Perú, pero se le escapó de manera increíble: Brasil empató la final en tiempo de descuento y luego se impuso por penales. Sorpresivamente se alejó en septiembre de 2004, tras un triunfo contra Perú, en Lima, por las eliminatorias, con un recordado alegato: "Me quedé sin energía".

Selección de Chile: tras un largo paréntesis, aceptó la propuesta de Harold Mayne-Nicholls, el presidente de la federación chilena, para dirigir a la 'Roja'. Llevó a esa selección al segundo puesto de las eliminatorias y a una histórica clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010. Superó la etapa de grupos, donde también estaba el luego campeón España, Honduras y Suiza. El sueño se interrumpió en octavos de final, con un rotundo 3-0 de Brasil. Estaba todo dado para que Bielsa continuara, pero Mayne-Nicholls no siguió al frente de la federación y fue reemplazado por Sergio Jadue. En febrero de 2011, el Loco anunció su salida en conferencia de prensa: "Desde que asumió (Jadue), hizo todo lo posible para que yo renunciara". Dejó la 'Roja' con excelentes números: 51 partidos, 28 victorias, 8 empates y 15 caídas. Aún hoy es visto en Chile como un ídolo nacional.

Athletic Bilbao: trece años después de aquel desembarco fugaz por Espanyol, Bielsa regresó a la Liga, pero ahora como conductor de Athletic Bilbao, donde asumió en agosto de 2011. Provocó una revolución en el País Vasco con un equipo que tenía como figuras a Javi Martínez, Muniaín y Fernando Llorente. Condujo al Bilbao a la final de la Europa League y a la definición de la Copa del Rey, pero no hubo festejo: perdió 3-0 primero con el Atlético de Madrid del Cholo Simeone; dos semanas después, cayó también por 3-0 contra el Barcelona de Pep Guardiola, con tantos de Pedro Rodríguez (2) y Lionel Messi. El equipo decayó ostensiblemente en la segunda temporada; lejos de los buenos resultados del primer año de gestión, el Bilbao estuvo peleando el descenso. En dos años, su Bilbao jugó 113 partidos, con 43 triunfos, 31 empates y 39 derrotas. Su ciclo terminó cuando los dirigentes decidieron no renovarle el contrato por la mezcla de razones deportivas e institucionales, según dijo el presidente Josu Urrutia.

Marsella: en mayo de 2014 firmó contrato con el Olympique de esa ciudad. Estuvo poco más de un año, con una primera rueda excepcional. Con un plantel con pocas figuras, hilvanó una serie de ocho victorias consecutivas y terminó la primera parte del campeonato como puntero. Se mantuvo en lo más alto durante 14 fechas y su Marsella se ganó los elogios de propios y extraños. Pero la segunda rueda arrojó demasiados resultados negativos; el equipo terminó cuarto, clasificado a la Europa League, aunque lejos de lo que prometía luego del tramo inicial. Disgustado porque no habían llegado los refuerzos que le había pedido al presidente Vincent Labrune, se alejó en agosto de 2015, después del primer partido de la segunda temporada, con un saldo de 21 victorias en 41 encuentros, 7 empates y 13 derrotas.

Lazio: en 2016 Bielsa firmó contrato con el club romano, y estuvo al frente del plantel durante cuatro semanas, pero no llegó a dirigirlo ni siquiera un partido. Presentó su renuncia antes del comienzo de la Liga italiana, disgustado porque no había llegado ninguno de los refuerzos que pidió. "Después de cuatro semanas de trabajo en común, no pudimos lograr ninguna de las siete incorporaciones previstas en el programa de trabajo expresamente aprobado por el presidente, Sr. Claudio Lotito, teniendo en cuenta que también se consideró la salida de 18 jugadores que actuaron en la temporada anterior", escribió Bielsa en su comunicado de salida.

LIlle: en 2017, Bielsa llegó al Championnat francés como conductor de Lille. Un ciclo que duró poco, con muy malos resultados: 3 victorias, 4 empates y 7 derrotas que dejaron al club penúltimo en la liga gala. Fue despedido el 15 de diciembre de 2017, luego de 11 partidos sin triunfos. "Hay que admitir que el paso de Bielsa por Lille fue un fracaso. Aunque muchos, yo el primero, considerábamos que su llegada era muy prometedora, es obligatorio constatar que no funcionó", aceptó el presidente de esa entidad, Gerard López. Bielsa le inició juicio a Lille, pero la justicia francesa le dio la razón al club.

Leeds: Bielsa aceptó el desafío de dirigir en la segunda división del fútbol inglés, un torneo extenso, y a un equipo de historia reconocida como Leeds United. Su equipo fue protagonista del torneo; fue puntero durante varias fechas, pero en el último tramo les cedió el ascenso a Norwich y a Sheffield United. Quedaba una segunda chance con una liguilla, pero en la semifinal perdió 4-2 con Derby County como local, después de haber ganado 1-0 en la ida. Con un contrato por dos años, cerró la primera temporada con 51 partidos, 27 triunfos, 8 empates y 16 derrotas. Además, protagonizó una controversia por espionaje de un rival y se enfrentó públicamente con Frank Lampard, el técnico... de Derby County, su vencedor en el playoff.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.