La noche en que Martín Palermo patentó otra locura: un gol de cabeza desde 40 metros en un Boca-Vélez en la Bombonera

El festejo de Palermo después de anotar un gol insólito. Detrás, Riquelme se ríe.
El festejo de Palermo después de anotar un gol insólito. Detrás, Riquelme se ríe. Fuente: LA NACION
(0)
4 de octubre de 2019  • 12:37

Se sacó la camiseta de Boca, abrió sus brazos y se encogió de hombros en un clásico gesto: "Ni yo lo puedo creer". Su amigo Roberto Abbondanzieri, desde la otra punta, en el arco, se tomaba la cabeza. Las imágenes quedaron grabadas a fuego en la memoria de los hinchas xeneizes. Hoy se cumplen 10 años de uno de los goles más recordados de Martín Palermo: de cabeza, a Vélez y apenas unos metros más adelante de la línea de mitad de cancha. De película.

El 4 de octubre de 2009 a Boca le costaba mucho ante un Vélez que había comenzado mejor. Empataban 2-2 y transcurrían 29 minutos del segundo tiempo. El arquero Germán Montoya salió del área y despejó defectuosamente. La pelota salió fuertemente despedida a media altura hacía el centro del campo. Allí, parado en el lugar indicado, estaba Palermo -unos pasos fuera del círculo central-, que se encontró con un balón que venía ferozmente a su cabeza. No lo dudó y metió el frentazo hacia el arco vacío, con una gran puntería.

El festejo de Palermo: golazo a Vélez en la Bombonera.

00:50
Video

Al cabo, sería uno más de de los tantos episodios épicos que vivió este goleador histórico del fútbol argentino. Aquel encuentro fue parte de la séptima fecha del Apertura 2009. Vélez lo tuvo a Boca dos veces contra las cuerdas con las ventajas que le otorgaron los goles de Leandro Caruso. Pero Sebastián Battaglia, Juan Román Riquelme y el cabezazo de Palermo pusieron a festejar a los de la Ribera. Una particularidad: un año antes de ese gol a los de Liniers, la FIFA había seleccionado a Palermo como el mejor cabeceador del mundo.

Los rumores del alejamiento de Alfio Basile fueron la antesala tensa de un partido que tuvo muestras de emoción a lo largo de los 90 minutos. Un rato después, el golazo del Titán dio la vuelta al mundo. "Palermo hace un gol de cabeza casi desde el medio campo", tituló el diario Lance, de Brasil. En tanto que Marca, de España, consideró que la conquista le aportó algo de tranquilidad al ciclo de Basile. "La continuidad del experimentado entrenador tenía fecha de vencimiento si el resultado no era favorable. Pero sigue al frente del equipo gracias al golazo del ex Villarreal, Betis y Alavés". El País, de Uruguay, remarcó: "El elenco xeneize se quedó con el invicto de Vélez al vencerlo por 3-2 con un gol increíble de Palermo, quien anotó con un cabezazo desde casi la mitad de cancha".

Fue uno de los tantos picos de éxtasis que el Optimista del gol, como lo definió Carlos Bianchi , le dio a Boca. Al tiempo, tras su retiro de la actividad profesional, el propio Palermo aseguró que ese fue uno de los goles que más recuerda de su paso por la Ribera, donde es el máximo artillero con 236 conquistas. "Contra River, el día que entré después de la lesión por la Copa Libertadores (año 2000); el de Independiente (2007), desde la media cancha; el de cabeza ante Vélez (2009); y los que les hice a Perú por las Eliminatorias (2009) y a Grecia en el Mundial de Sudáfrica (2010), los dos con la camiseta de la selección argentina".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.