Messi: "No engañé a nadie cuando dije lo que dije"

La Pulga se refirió a aquella decisión de irse del seleccionado y puso en duda su presencia frente a Venezuela: "Me duele mucho el pubis"
Cristian Grosso
(0)
2 de septiembre de 2016  

MENDOZA.- Junto a la Cordillera de los Andes, la Argentina comenzó a escalar otro desafío. Siempre alcanzar el pico más alto está en su plan de ruta. Y nuevamente anoche se valió de Lionel Messi como guía curtido para afirmar su ascenso. Donde volvió a plantar bandera fue en el corazón de los hinchas, rendidos ante el encanto de su juego. Messi viaja por el interior del país y extiende su fórmula mágica. Nadie puede animarse a discutirlo. Había cautivado a Córdoba y a San Juan en sus dos últimas actuaciones en la Argentina y ahora encantó a Mendoza, como había ocurrido hace cuatro años. Precisamente también ante Uruguay. "Meeeeeeessi/ Meeeeeeeessi...", así, con la "e" extendida, el hit se repitió incansablemente. En una noche helada, el caluroso abrigo de la gente le suplicó que nunca más se le vaya a ocurrir renunciar.

Lionel Messi, eterno foco de atención en su regreso al seleccionado
Lionel Messi, eterno foco de atención en su regreso al seleccionado Fuente: AP

Al finalizar el encuentro, la Pulga lo reconoció: "La gente me demostró un cariño impresionante. Estoy muy agradecido", afirmó. Y agregó, en relación a su retiro del seleccionado: "No engañé a nadie cuando dije lo que dije. Estaba muy desilusionado. Lo sentí así. Pero después recapacité. La charla con el Patón y el cariño de la gente hizo que estuviera acá. Todos sabemos lo que está pasando en el fútbol argentino, con los líos que tenemos. De a poco se tiene que ir acomodando todo". Luego, puso en duda su presencia en el próximo partido: "Venezuela es brava. La verdad es que me duele mucho el pubis. Voy a hablar con el doctor". El DT, Edgardo Bauza , confirmó que no lo arriesgarán: "Sabíamos que Messi iba a terminar dolorido. Lo bueno es que lo pudo soportar. Eso muestra su coraje. La pubialgia es difícil".

"Leo, no te vayas más". Y "Messi, prefiero perder con vos que perderte a vos" fueron dos de las banderas que poblaron el Malvinas Argentinas. La Pulga fue el más aplaudido y el más arropado por los hinchas cuyanos. Al promediar el partido, cuando la policía debió intervenir para quitar de la cancha a dos simpatizantes que querían abrazar al ídolo, el estadio se vino abajo con el "Meeessi/Meeeessi". El capitán argentino recibió un espaldarazo para su autoestima cada vez que tocaba la pelota. Hubo adoración total por el 10.

Casi no se lo vio a Messi en Mendoza, más allá de su rendimiento en el estadio Malvinas Argentina, donde volvió a ser la atracción de las 42.000 personas que en dos días agotaron las entradas, a principios de agosto, cuando todavía el capitán de la selección no había confirmado que volvería a la selección. El imán por la Argentina hasta superó la figura del crack de Barcelona, pero desde que se confirmó que vendría a Mendoza se dispararon los valores de los tickets en la reventa. Anoche, por una general que costaba 250 pesos se pidió hasta algo más de mil pesos.

El capitán se mantuvo en su habitación del hotel Diplomatic, donde en una de las vallas estuvo colgada una bandera durante toda la estada de la selección: "Gracias por volver. No nos dejes nunca Maestro". La gente que hizo guardia en la calle debió conformarse con dos ráfagas: cuando bajó del micro que lo trajo desde el aeropuerto el Plumerillo y cuando se subió para trasladarse al estadio. Anteanoche, Bauza, acompañado por Correa y Alario, salieron hasta el límite del cerco metálico para saludar a los simpatizantes que todavía permanecían en el lugar. Ayer, luego del almuerzo, desde una terraza vidriada del edificio se mostraron Mascherano, Biglia, Kranevitter, Mas y Dybala. Otra vez con Bauza como impulsor de la iniciativa. Messi nunca se sumó.

Los que se activaron en las últimas horas fueron los rumores alrededor de Messi. Una costumbre. En este caso, poniéndolo en duda para el partido del próximo martes con Venezuela, en Mérida. Es cierto que el viaje supondrá una muy incómoda logística, pero esa es otra historia. En realidad, las dudas las instaló Bauza cuando deslizó que Barcelona le había sugerido a Messi no participar de estos encuentros eliminatorios. Albert Soler, director de los equipos profesionales de Barcelona, desmintió que su club le haya indicado algo a Messi. Bauza, anteanoche, desmintió hasta sus propias palabras: aclaró que Barcelona nunca prohibió nada.

Otro punto a observar era el vínculo de Messi con la nueva conducción de la AFA . Especialmente, después de aquel texto que subió a su cuenta en Instagram poco antes de la final de la Copa América: "Una vez más esperando en un avión para intentar salir al destino... Qué desastre son los de AFA por Dios!!!!". Al día siguiente intentó bajar los decibeles -"me gustaría que la AFA sea lo que necesita la selección. Argentina es una potencia mundial y se merece que se hagan las cosas bien. No sólo por nosotros, sino por los que vienen atrás"-, y prometió dar detalles luego de la final. Su renuncia eclipsó todo y esas explicaciones todavía están pendientes.

Armando Pérez , en su condición de presidente del Comité de Regularización, y Jorge Miadosqui , secretario de selecciones, se alojaron con el plantel. Messi no tuvo ninguna reunión puntual con ellos, sólo saludos y cruces informales. En esos breves contactos, los dirigentes aprovecharon para aclararles a los referentes que cuidarán que la selección tenga todas las garantías para trabajar. "Para la AFA, la prioridad N°1 es la selección", insistió Pérez. Messi celebró escucharlo y no hizo planteos adicionales. Pero en ningún momento hubo una cumbre formal ni extensa; ese espacio, los dirigentes prefieren desarrollarlo con Bauza. Quieren que el entrenador sea algo más que un técnico: que también se ocupe del gestionamiento interno, que sea él el que canalice y les traslade las inquietudes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.