Navarro, el apellido que se adueñó del arco en La Plata