Independiente venció 3-2 al Newell´s del Tolo Gallego en un partidazo en Rosario

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Newell's Old Boys

Newell's Old Boys

  • P
Independiente

Independiente

Con goles de Albertengo (2) y el Ruso Rodríguez de penal, empezó bien el torneo; ganaba 2-0 y se lo empataron en una ráfaga en el complemento; lo terminó definiendo desde los doce pasos
Pablo Casazza
(0)
15 de febrero de 2015  • 08:54

ROSARIO.- En un partido de alto voltaje, Independiente sacó a flote una victoria sufrida, pero muy festejada ante Newell's , en el arranque de un torneo que lo tenía en el ojo de la tormenta al entrenador Jorge Almirón por el flojo verano que venía haciendo el equipo, sumado a un conflicto con el ídolo Rolfi Montenegro . En una noche llena de emociones rescató un éxito (3-2) que le dará ánimo, aunque cuando el DT analice en frío el funcionamiento se dará cuenta que todavía tiene mucho por corregir.

De entrada se confirmó lo que se preveía: que sería un partido de ida y vuelta, con espacios para que se destaquen los delanteros. Es que ambos recurrieron al "achique" como sistema defensivo, pero no siempre presionando a los posibles lanzadores, por lo que dependían de coordinar bien los movimientos para dejar en off-side a los adversarios. Jugaron al filo y dieron ventajas.

El desarrollo fue de ida y vuelta, aunque la explosión la aportó Independiente, con un juego vertical y directo. Así generó cada avance, sacándole rédito a virtudes propias y aprovechando cada regalo defensivo que le cedió el conjunto rosarino. Desde los nombres, los dirigidos por Almirón parecían que iban a ofrecer un planteo cauteloso con dos líneas de cuatro, pero la eficacia propia -sumada al mal escalonamiento y retroceso defensivo local- le dio la oportunidad de irse con dos goles de diferencia al descanso.

Albertengo había dado, en Rafaela, sobradas muestras de su calidad individual, más allá de que en los últimos tiempos no había estado fino para resolver. Pero la técnica no se pierde. Anoche supo aplicar sus movimientos para ser alternativa de pase de sus compañeros y resolvió rápido y bien dos veces: una de media vuelta, luego de recibir un centro desde la derecha de Pisano ; la segunda de contraataque, tras un pase de Mancuello , acción nacida de una presión sobre la salida del fondo de Newell's. También se destacó Diego Rodríguez en el medio campo rojo y Mancuello fue el termómetro para manejar los tiempos, además del pase gol para el 2-0.

Rojas. En el final del partido, fue expulsado Bernardello en Newell´s. El Tolo Gallego vio la roja por salir tarde tras el entretiempo.

Newell's no salía de su desconcierto. Con Gallego pretendía armarse de atrás para adelante, tratando se cerrar heridas generadas en el torneo pasado, pero el Tolo veía cómo cada ataque lo ponía en jaque para recibir otro gol. Encima, arriba sólo había generado chances de pelota parada o con acciones individuales, como la de Scocco, que dio en el palo. Los creativos Figueroa y Maxi Rodríguez fallaron en la generación de juego.

El segundo tiempo fue vibrante, como el primero. Y en un puñado de minutos Newell's llegó al empate, primero con un penal anotado por Maxi Rodríguez (tras falta de Tagliafico a Tevez) y luego con un contraataque letal nacido de un córner a favor de Independiente, bien explotado entre Maxi Rodríguez, Tevez y Figueroa.

Los Rojos parecían confundidos y vivieron algunos minutos de incertidumbre, pero volvieron a asomar la cabeza en el ida y vuelta con el penal que Ustari le cometió a Mancuello y que convirtió el arquero Diego Rodríguez con clase.

Independiente rescató individualidades para seguir en este nuevo camino. En Newell's, en cambio, salvo Maxi Rodríguez, terminaron todos aplazados.

El golazo de Albertengo

El segundo de Albertengo

Los goles de Newell´s

El gol del Ruso Rodríguez

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.