Newell’s recuperó la identidad y goleó a Racing, que no pudo acercarse a la cima

Argentina Superliga
  • 3
Newell's Old Boys

Newell's Old Boys

  • Martín Tonso /
  • Ignacio Scocco
  • Ignacio Scocco
  • 0
Racing Club

Racing Club

En Rosario, con la presentación de Bernandi, la Lepra se impuso 3-0 ante la Academia; Tonso y Scocco -por duplicado- marcaron los goles
Pablo Casazza
(0)
14 de julio de 2015  • 09:46

El equipo de Bernandi celebró con los goles de Scocco
El equipo de Bernandi celebró con los goles de Scocco Fuente: DyN

ROSARIO.- El camino de retorno hasta Avellaneda tal vez le haya servido a Diego Cocca para comprender las razones de una derrota fuerte, impensada en esos términos, desestabilizadora si no hay una reacción rápida. Una respuesta que asegure que fue una amnesia pasajera, o el juramento de no volver a repetir una actuación como la del Parque de la Independencia.

Racing podrá leer el dato que si no hubiese sido por Sebastián Saja , su arquero, la goleada debió ser mayor que el 3 a 0 final. El N°1 tuvo no menos de cinco intervenciones al límite que evitaron que la caída fuera aplastante. Se trató, tal vez, del peor partido de la era Cocca.

La tarde para Newell's no pudo ser mejor. Fue un momento de reencuentro. Por un lado, con un hijo pródigo como Lucas Bernardi , esta vez en la función de entrenador. Y por otro, con volver a abrazarse a una idea futbolística que lo llevó a la cima hace dos años con Gerardo Martino como DT y el propio Lucas como abanderado de ese proyecto.

Newell's tuvo intensidad, juego, entendió los momentos del partido, apostó y ganó con el ingreso de cuatro juveniles. Terminó imponiéndose con la solidez de un equipo ya hecho, cuando en realidad, son los primeros pasos de Bernardi.

El equipo local construyó de menos a más su recorrido, juntando las líneas, siendo seguro en el pase mas allá de la presión inicial de la Academia. Cuando se soltó, edificó diferencias que se volvieron insalvables para Racing. Defendió bien; Mancini, Denis Rodríguez -primo de Maxi - y Villalba dominaron sin pudor el medio campo ante un desconcertado Videla y un fastidioso Aued . Y arriba abrió grietas por donde se lo propuso.

La descripción de los goles bien explica el resultado. El primer gol tuvo a Tevez en el desborde, y tras el centro, la milimétrica definición de Tonso. Un llamado de atención que Racing no supo ver o no pudo contrarrestar. Ni en ese momento, ni en los minutos siguientes.

El segundo tanto partió de una contra de Scocco, que nació en una acción defectuosa de Aued en el área rival. Velocidad y verticalidad fueron la fórmula: Tevez fue incisivo por la izquierda, Tonso apareció por sorpresa ante la quietud de la defensa, y Scocco , que había iniciado la jugada, tocó debajo del arco con tranquilidad.

Racing siguió lento, partido, anodino, deshilachado. Sólo se mantuvo en el partido, en tanto hubiera una reacción, hasta los seis minutos del segundo tiempo cuando, en otra chance de gol que dispuso el local, Newell's llegó tocando hasta el área chica para que Scocco marcara el tercero. En la conquista, el medio campo de Racing fue apenas un espectador... y la defensa, una plegaria no atendida. Un combo que no dejaba de sorprender considerando que Racing mostró, últimamente, credenciales de un equipo serio y consolidado. ¿Otra foto de Racing? Ustari sólo se revolcó en el último minuto ante una entrada de Pavone . Así de impotente estuvo el equipo visitante en el ataque.

A todo esto, Bernardi disfrutó de un debut soñado, que incluyó a los juveniles Denis Rodríguez y Mancini como dueños de un fútbol escondido hace tiempo, recuperando una presencia deseada por sus hinchas. Y Racing sólo quiere dejar atrás este triste desempeño.

Fuente: FotoBAIRES

jb/av/fc/

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.