Nuevo allanamiento en River por la investigación de la reventa de entradas

Un nuevo allanamiento se realiza en el Monumental
Un nuevo allanamiento se realiza en el Monumental Fuente: LA NACION - Crédito: Julián Bongiovanni
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
28 de febrero de 2019  • 13:20

Un nuevo allanamiento en el Estadio Monumental se produjo esta mañana en la continuidad de la causa que lleva adelante el fiscal Norberto Brotto por la reventa ilegal de entradas. Tras el escándalo en la final de la Copa Libertadores, y la aparición de 300 tickets en manos de Héctor "Caverna" Godoy , jefe de la barra de River, la Justicia sigue acumulando información para profundizar la investigación.

En el operativo que llevó a cabo este jueves el Cuerpo de Investigadores Judiciales (CIJ) de la Fiscalía de la Ciudad, el objetivo fue "secuestrar base de datos de socios para comparar con entradas en poder de la barra", según le informaron a LA NACION fuentes de la investigación. En tanto, desde el club de Núñez, explicaron que es tan solo "un requerimiento de información", tal como sucedió la última vez.

El pasado 26 de noviembre, tan solo dos días después de la fallida final entre River y Boca que no se disputó en el Monumental, se produjo el primer allanamiento en el Monumental para intentar determinar cómo llegaron las 300 entradas a manos de Godoy. En aquella oportunidad, los funcionarios del Ministerio Público porteño y personal de la Policía de la Ciudad secuestraron 320 entradas en blanco, 271 entradas con datos de socios, teléfonos celulares, documentación con datos de socios, planillas, varios dispositivos USB, 34 entradas vigentes para la frustrada final de la Copa Libertadores de América, DVD con información y una notebook.

Pero, además, hubo un detalle particular en una "oficina oculta" que llamó la atención. "La hipótesis de investigación es que se trata del lugar donde imprimían las entradas para la barra brava y para la reventa. Hablamos de una oficina muy particular y oculta", aseguró por aquel entonces un detective judicial que participa de la investigación.

Fuente: Archivo

¿Cuál fue la respuesta del club sobre la extraña oficina? "Es mentira de que hayan descubierto una oficina oculta y muy particular. Es el lugar donde se imprimen los tickets que, por ejemplo, tiene los dirigentes y las diferentes subcomisiones del club. Son entradas sin valor y las de cortesía que, por ejemplo, se entregan a las empresas que son sponsors de la institución. Lo que para los investigadores es una oficina oculta, para River es la dependencia más conocida, está al lado de la oficina del Departamento Cultural que cuenta con actividades para los socios y tiene vista al campo de juego, por donde circulan las visitas del Museo River", le había señalado a LA NACION una fuente calificada del club sobre el tema.

La trama de la investigación

La causa por la reventa ilegal de entradas ya lleva casi un año de investigación: el fiscal Norberto Brotto está al frente desde el 5 de abril tras detectar ofertas en la página web Mercado Libre para el partido entre River e Independiente Santa Fe por la etapa de grupos de la pasada Copa Libertadores. Con la colaboración de la División Conductas Delictivas en Espectáculos Públicos de la Policía de la Ciudad, Brotto comenzó a investigar a los responsables de la reventa y al cruzar datos y escuchas telefónicas se dio con los domicilios de los barras.

Así, todo se potenció el viernes 23 de noviembre del año pasado, justo un día antes de la final: a pedido del fiscal Brotto y ordenados por la jueza Patricia Larocca, se allanaron los domicilios de "Caverna" Godoy, en San Miguel, y de otro sindicado como barra conocido como "Bolsa de papa", en Villa Devoto y se secuestraron 300 entradas originales para la frustrada final de la Copa Libertadores y una importante cantidad de dinero en efectivo: más de $ 7.000.000 y U$S 130.000.

"Las entradas secuestradas en los allanamientos son originales. Vamos a investigar si existe una connivencia entre la barra brava y dirigentes de River Plate. Alguien se las tuvo que haber entregado", había dicho Luis Cevasco, fiscal general de la Ciudad, en aquel momento.

Ambos barras, en septiembre de 2016, ya habían sido procesados sin prisión preventiva por el juez criminal y correccional Fernando Caunedo en una investigación por reventa de entradas que inició el fiscal José María Campagnoli después de un homicidio durante el partido por la B Nacional que River jugó contra Almirante Brown y que determinó el regreso del conjunto millonario a la primera división del fútbol argentino. En aquella causa también fue procesado Daniel Passarella, expresidente de River

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.