Prátola: "Voy a disfrutar de la vida lo más que pueda"

El defensor, de 32 años, pelea contra el cáncer; anteanoche lo emocionó el cariño de la gente
Juan Manuel Trenado
(0)
24 de enero de 2002  

MAR DEL PLATA.- Se terminó el clásico platense. Los jugadores de Estudiantes van a festejar frente a la tribuna, menos Mauricio Piersimone y Raúl Cascini, que se dirigen corriendo al vestuario. Enseguida vuelven. Casi a los empujones lo traen a Edgardo Fabián Prátola , lo llevan en andas, lo ponen de cara a la gente, le ofrendan la Copa Ciudad de La Plata. Entonces, el público en la cancha comprende que el 3 a 0 que acaban de ver es un fragmento minúsculo de la noche.

Los hinchas comienzan con el grito: "¡Olé, olé, olé, Ruso, Ruso!" No hay una sola persona que no se conmueva. Un gesto de esos que erizan la piel. Hasta los hinchas de Gimnasia aplauden a Prátola, que no puede evitar llorar antes de retirarse como el más campeón de todos.

// // //

El Ruso Prátola, de 32 años, jugó su último partido el 12 de marzo de 2001. Fue contra Gimnasia, justamente, un encuentro que su equipo ganó 2-1 y que, como es común en estos enfrentamientos tradicionales, terminó con el delirio de media ciudad.

Una semana después, sufrió el golpe más duro de su vida: los médicos le informaban que tenía cáncer de colon . Fue operado y comenzaron las sesiones de quimioterapia. Hace unos meses fue necesaria una segunda intervención. Cuenta que perdió mucho peso, pero que hoy se está recuperando, y sigue peleando. "Hace dos meses y medio tuve una operación muy difícil. Gracias a los médicos del hospital Fleming, pude seguir adelante. La verdad es que estaba muy complicado, estuve a un paso... Hoy, gracias a Dios estoy hablando acá", señala Prátola.

-¿Cómo sigue tu recuperación?

-Estoy en un tratamiento de quimioterapia mediante pastillas y medicamentos muy fuertes para frenar el tumor, que todavía lo tengo. Yo pienso todo en positivo. Los médicos me dicen que esto va a demandar todo este año. Sé que es muy difícil, pero tengo ganas, tengo fe de salir adelante.

-¿Te cuesta hablar del tema?

-Si un reportaje que me hacen sirve que para una persona que está pasando por algo como yo diga "P... si se tiene ganas uno puede salir adelante" , yo soy la persona más feliz del mundo. Además, toda mi vida fui frontal. Les pedí a los médicos que me dijeran lo que tengo en todo momento. Me contaron lo del tumor, que era muy difícil; no me dieron porcentajes, pero siempre supe lo complicado que es esto.

-¿Esperabas una reacción así del público?

-No. Me hicieron emocionar mucho. Fue un momento inolvidable. Y todo suma para seguir peleando en este partido que tengo, que es duro, pero que pienso sacarlo adelante.

-Hasta los hinchas de Gimnasia te aplaudieron.

-Les agradezco a todos el apoyo que me dan. La verdad es que me hace muy bien saber que la gente no sólo piensa en un partido de fútbol o en una camiseta.

Prátola está de vacaciones en Mar del Plata y sus compañeros no dejaron pasar la oportunidad para sumarlo al equipo. "Los muchachos me hacen sentir parte de este proceso. Estoy otra vez en una concentración y en un vestuario".

Cada palabra que dice es como una lección. "Por mis hijas (Iara y Micaela), por mi mujer (Ana Laura) y por toda la gente que me está dando una mano voy a seguir peleando. Me pusieron un obstáculo y depende de mí superarlo. Tengo muchas ganas de vivir. Me gusta la vida y la voy a disfrutar lo más que pueda".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?