Puro gol: Hernán Peirone

Se abrió paso en el juvenil tras marcarle cuatro goles a Bolivia en un tiempo; el delantero de Villa del Rosario, Córdoba, tuvo dos partidos de prueba en San Lorenzo y enseguida fue inscripto
(0)
13 de mayo de 2003  

Tiene 16 años y es de Villa del Rosario, Córdoba. Hace tres años que desembarcó en San Lorenzo y lo hizo con una marca registrada en su carrera: meter tres o cuatro goles por partido. El 28 de febrero de 2000 Hernán Peirone llegó al club del Bajo Flores y faltaban cinco días para el comienzo del torneo de novena división. En la inferiores del Ciclón lo vieron en acción en dos partidos y lo ficharon de inmediato. No era para menos, había marcado tres goles en dos medios tiempos.

Fiel a su costumbre, Peirone se abrió paso en este Sudamericano Sub 17 que se disputa en Bolivia. Con sus cuatro goles en el primer tiempo del 5 a 0 frente a Bolivia le instaló la duda al técnico del seleccionado argentino, Hugo Tocalli. Sucede que la pareja de ataque titular la integraban Ariel Colzera y Diego Lagos, pero en el partido de cierre del Grupo B se les dio descanso para la etapa final, que comenzará mañana ante Uruguay. Pero ahora Peirone le disputa un lugar a los titulares. "Si juego o no de entrada es una decisión del técnico. Yo, obviamente quiero estar. Me sentí muy cómodo en el partido con Bolivia y espero poder darle más goles a la selección", dice Peirone en la charla telefónica desde Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Con su tonada cordobesa intacta responde del otro lado de la línea a las consultas de LA NACION. Desde su habitación en el hotel Yotaú, entregó algunos datos de sus primeros pasos en el fútbol. Como delantero nato del club Polideportivo se consagró goleador de la liga Independiente de Oliva, en diciembre de 1999. El premio lo recibió su padre, Rubén, de manos del ex jugador de Belgrano Germán Martelotto, que luego ofreció llevarlo a San Lorenzo.

"En mi pueblo me conocían porque hacía muchos goles por partido. A veces hacía tres o cuatro y otras no hacía ninguno", explica Peirone, que el 28 de este mes cumplirá 17 años y que tiene como ídolo a Hernán Crespo.

Desde Bolivia, día por medio habla con cada integrante de su familia: papá Rubén, mamá María Elena, y sus hermanas Noelia, Yanina y Dayana. "Cuando surgió la posibilidad de San Lorenzo -explica Peirone-, mis padres tenían muchas dudas de dejarme ir. Se resignaron a tenerme lejos, pero ellos saben que el fútbol es una gran oportunidad para mí."

Este delantero zurdo, de mucha velocidad y potencia, generó mucha repercusión en su primer partido como titular en este Sudamericano y cuenta con muchas posibilidades de jugar ante Uruguay. Aunque su máximo sueño es salir campeón: "Más que ser titular quiero que este equipo sea campeón. El grupo está muy bien y es muy unido. Ojalá pueda festejar mi cumpleaños con el título".

Formica está lesionado

A raíz de un choque con el arquero Mariano Arnulfo, en el último partido con Bolivia, el volante Lautaro Formica sufrió un fuerte traumatismo en el tobillo izquierdo. El futbolista de Newell´s está en duda para el partido de mañana frente a Uruguay, por el comienzo de la etapa final del Sudamericano Sub 17 que definirá las tres plazas para el Mundial de Finlandia.

En la goleada por 5 a 0 ante Bolivia, el técnico Hugo Tocalli dispuso una formación mixta, con titulares y suplentes. Es de esperar que ante el seleccionado charrúa regresen el arquero Oscar Ustari y el enganche Gustavo Rodas, entre otros. Además de la incertidumbre que existe alrededor de Formica, el otro interrogante es saber si Hernán Peirone mantendrá la titularidad.

El plantel realizó por la mañana una actividad regenerativa, con baños de inmersión, en el hotel Yotaú. Y por la tarde se entrenó en el complejo de la Universidad de Santa Cruz.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.