Críticas y chicanas: los dos técnicos argentinos que encabezan la lista de "enemigos" de Quique Setién, el nuevo entrenador de Barcelona

Fuente: AP
(0)
14 de enero de 2020  • 12:13

Se enfrentaron en un Las Palmas-Atlético de Madrid por Copa del Rey, y hubo un pequeño cruce dialéctico. Volvieron a verse las caras por la Liga, en un Betis-Atlético, y entre saludos y chicanas volvieron a dejar un mensaje que puso otra vez en escena la diferencia de estilos. "Me encanta lo que hacés, los títulos, lo que conseguiste... pero no me gusta cómo juega tu equipo", le dijo Quique Setién a Diego Simeone, según confesó el por entonces DT del Betis en conferencia de prensa. "Puedes bajar o conseguir títulos de cualquier manera. Yo soy tan competitivo como puede ser Simeone. No por correr menos, uno no quiere ganar", añadió. Ahora en el banco de Barcelona, la prensa española reavivó la polémica y puso en lista de "enemigos públicos" a dos argentinos. A Simeone se le suma Mauricio Pellegrino. Todo por culpa de la vieja grieta del fútbol entre el "lirismo" y el "pragmatismo".

Setién y Simeone, en la previa de un Betis-Atlético de Madrid
Setién y Simeone, en la previa de un Betis-Atlético de Madrid Crédito: Captura TV

Un Betis-Leganés avivó las diferencias con Pellegrino: "No le importa tener que jugar bien. Hace cuatro cosas espectacularmente bien con jugadores apropiados para ello. Pero si mañana les pides que jueguen como nosotros seguramente les va a costar". Un cruce que tuvo una rápida respuesta del DT cordobés: "El fútbol se juega bien en todos los momentos del juego. Todos mis equipos jugaron de una manera diferente. El fútbol bien jugado es sobre muchos aspectos, no sobre uno solo".

Algo está claro, sus dardos siempre tuvieron respuesta. Ni Simeone ni Pellegrino se quedaron en silencio. Tampoco lo hicieron ex jugadores españoles, como Santiago Cañizares: "Siempre me han gustado entrenadores que llevan más puntos que elogios". El Cholo también disparó en el mismo sentido: "Uno no entrena para sí mismo sino para el club donde trabaja. Siempre hay que tener clara la misión y la función que se cumple, y en qué nivel se desarrolla. Los entrenadores tienen que entrenar para el club donde trabajan, porque los socios del club son los que pagan y le permiten a uno vivir del fútbol. No se puede entrenar para gustarse a uno mismo".

En sus primeras horas como DT de Barcelona, Setién reconoció que ahora se enfrentará a una prueba de fuego. Su juego encaja a la perfección con la idea del club catalán, pero no será sencillo ponerlo en práctica. "Ayer estaba paseando al lado de las vacas en mi pueblo y hoy estoy en la ciudad deportiva del Barcelona entrenando a los mejores jugadores del mundo y en un equipo que jamás podré superar en cuanto a que ya esto es lo máximo", dijo. Y reconoció que ahora se dará un pequeño lujo, gracias a otro argentino: dirgirá a Lionel Messi, el mejor del mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.