Racing igualó en Avellaneda con Atlético Tucumán y le pierde pisada a River

Argentina Superliga
  • 1
Racing Club

Racing Club

  • Mauricio Martínez
  • 1
Atlético Tucumán

Atlético Tucumán

  • Javier Toledo
Nicolás Zuberman
(0)
26 de enero de 2020  • 22:20

En el estreno de Sebastián Beccacece cambiaron 6 de los 11 nombres que salieron a jugar en relación al último partido de Racing, el 14 de diciembre pasado, en lo que fue la despedida de Eduardo Coudet. Pero como se esperaba el cambio fue mucho más que nombres, aunque la Academia se haya ido desinflando con el correr de los minutos y terminó el partido con algunas muestras de lo que no quería repetir del último semestre. En su primer partido, un empate 1 a 1 ante Atlético Tucumán que lo deja muy lejos de la pelea por el campeonato, el rosarino ya dejó signos claros de lo que se podrá ver durante su ciclo.

Entre los titulares y en el banco de suplentes ya les hizo lugar a los juveniles. Tiago Banega, mediocampista de 21 años, tuvo su debut como titular. Y Carlos Alcaraz, también volante interno pero con 17 años, apareció por primera vez desde el banco para los últimos 15 minutos de juego. Además, el paraguayo Juan José Cáceres, lateral categoría 2000, estuvo por primera vez entre los concentrados, aunque no integró la lista final de 18. Si bien Beccacece pide no sembrar expectativas sobre los juveniles para no cargarlos, la promoción de los chicos de inferiores parece ser una prioridad.

La aparición de Banega, junto con Leonel Miranda, que relegó al banco al chileno Marcelo Díaz, fueron las mayores novedades en esta presentación. Buscaron darle frescura y cambio de ritmo a la mitad de la cancha, algo que Racing había perdido en los últimos seis meses. Los wines, en tanto, no pesaron como se espera: David Barbona no pudo desnivelar por la derecha y Héctor Fértoli, otra de las caras nuevas, se movió bien en los espacios pero no logró resolver las jugadas. Benjamín Garré no apareció entre los concentrados y el entrenador dejó en claro que necesita otro futbolista en esa función: el apuntado es Alejandro Bouzat, extremo de Vélez.

Con dos volantes centrales utilizados como zagueros -Nery Domínguez y Mauricio Martínez-, Racing abusó del juego largo: los lanzamientos para los extremos o las llegadas vacías de los interiores fueron una constante del primer tiempo. Así, Matías Rojas tuvo la oportunidad de abrir el partido, pero no llegó a definir ante Lucchetti. Domínguez y Martínez también padecieron el doble nueve que propuso Ricardo Zielinski: tanto Javier Toledo como Leandro Díaz dominaron los duelos aéreos en el área local.

Aunque fue esa vía la que encontró la Academia para romper un partido que se le comenzaba a empantanar. A los 39 del primer tiempo, Martínez saltó entre tres tucumanos y luego peleó la pelota desde el piso: llegó a puntearla y a vencer a Lucchetti para marcar el 1 a 0. La tozudez de Mauricio Martínez en esa jugada bien podría ser un resumen del año y medio que lleva en Racing: cuando llegó como refuerzo se rompió los ligamentos cruzados en una de sus primeras prácticas de fútbol, tuvo que esperar más de un año para debutar con Coudet y, ahora, en el primer partido que jugó como defensor le llegó el gol.

En el segundo tiempo, Beccacece volvió a mostrar parte de su repertorio: en ventaja, dispuso un cambio en el entretiempo con el ingreso de Jonatan Cristaldo por Barbona y diez minutos después cambió el esquema a un 5-3-2 con la modificación de Leonardo Sigali por Banega. Fue justo ahí cuando llegó el empate de Atlético Tucumán, tras un error de Rojas en la salida que aprovechó Toledo. Entre el golpe de la igualdad y el retoque del planteo táctico, el local nunca pudo recuperar el domino del partido. Si no hubiera sido por una espectacular doble tapada de Gabriel Arias, el equipo tucumano se habría llevado los tres puntos de Avellaneda. Fue un empate: justo a mitad de camino para un equipo que deberá encontrar su nueva identidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.