Racing, más allá de Flamengo: qué tiene en mente Sebastián Beccacece de cara al futuro

Beccacece piensa qué va a hacer más allá del cruce con Flamengo
Beccacece piensa qué va a hacer más allá del cruce con Flamengo Fuente: Archivo
Ariel Ruya
(0)
24 de noviembre de 2020  • 10:30

¿Qué pasa por la cabeza de un líder, de un conductor, si el grupo que dirige lo observa de reojo, de costado? ¿Qué pasa por la cabeza de un líder, de un conductor, si el protagonista que influyó en su designación -que, además, es el ídolo del club-, decide alejarse por rencillas internas? ¿Qué pasa por la cabeza de un líder, de un conductor, si el desafío que se avecina es suficientemente grandioso para despegar, el hipotético punto de partida a la gloria? ¿Y si ocurriera lo contrario, si quedara de rodillas por el adversario, por el contexto y, más aún luego de cuatro derrotas en serie? Sebastián Beccacece duerme con el enemigo.

A Beccacece le cuesta mantener en el tiempo la armonía general, por el fastidio de los líderes, por cambios repentinos de timón, porque por su efervescencia, al fin de cuentas, no transmite calma, templanza. Seguridad. Sin embargo, es un buen entrenador, más allá del bochorno en la interna del cuerpo técnico en el Mundial de Rusia y la breve y traumática etapa en Independiente. En Defensa y Justicia, creó una partitura de autor. Y en Racing, aún con vaivenes, vivía en lo que parecía una eterna primavera, siempre con el espejo retrovisor en el clásico triunfal de Avellaneda, ante Independiente, con dos intérpretes menos.

Esta noche, a las 21.30, en el Cilindro, Racing se enfrentará con Flamengo, por los octavos de final de la Copa Libertadores. El gigante carioca es el campeón, y puntero del Brasileirao con 39 puntos, junto con Atlético Mineiro.

Esos dos datos resultan una pequeña dosis de realidad: sufrió el éxodo de dos entrenadores, es uno de los planteles brasileños que más padeció los estragos del coronavirus y recién acaba de cortar una serie de cuatro encuentros sin ganar -tres derrotas, entre el campeonato y la Copa Brasil-, con un frágil Rogerio Ceni como conductor. Enorme arquero, dubitativo entrenador, una marca que se mantiene en sus pasos por San Pablo, Fortaleza y Cruzeiro.

Los concentrados de la Academia

"Conozco mucho a Beccacece, sé cómo le gusta jugar. No nos podemos engañar por los últimos resultados. Además, Racing es un equipo argentino jugando la Libertadores y en su país. Eso es difícil para cualquier equipo", advierte Rogerio Ceni.

Claro que se conocen: Ceni y Beccacece se enfrentaron cuando el argentino dirigía Defensa y Justicia en 2017, en la primera etapa de la Copa Sudamericana, frente a San Pablo. Fue 0 a 0 en Florencio Varela y 1-1 en el Morumbí: el equipo argentino siguió en carrera. "Beccacece es un gran entrenador. Trabajó con Sampaoli y todos los que trabajaron con él tienen una sorpresa... Siempre, contra los equipos argentinos, es muy difícil", aclara.

Gabriel Barbosa, el delantero de Flamengo que le convirtió los goles a River en la final de 2019, de paso por Casa Amarilla, recibió una cortesía del Consejo de Fútbol de Boca: una camiseta. Lo que provocó reacciones en las redes sociales.

Flamengo, a un año de la Libertadores 2019

La dificultad aumenta cuando la Academia abandonó repentinamente el "Racing positivo", que había sido una marca registrada de Víctor Blanco, el presidente. Títulos, cuentas claras, proyectos, inferiores... ¿Todo por la borda? El anuncio de la salida de Diego Milito como manager, a pocas horas de un encuentro central, que puede definir el futuro -y no solo del DT-, parece una jugada de ajedrez. ¿Por qué lo hizo ahora, si permanecerá, al menos, hasta fines de diciembre?

¿Quién respalda hoy a Beccacece, más allá de un grupo de entusiastas juveniles? ¿Los hinchas ya le soltaron la mano? Hipotecado el título en la Copa Liga Profesional, Flamengo, ahora mismo, lo es todo. Y hasta si pasa el enorme desafío, nada garantiza su continuidad. Un portazo por lealtad a Milito, el hombre que lo fue a buscar, sería una jugada maestra, con todo el dolor de lo que pudo haber sido...

Algunos le aconsejan esa 'jugada', otros le dicen que no puede dejar la posibilidad de dirigir a la Academia tan pronto. El, por ahora, se enfoca en la serie con Flamengo, no opinó del tema. No, al menos, desde que Milito hizo pública su renuncia.

Todo sonrisas: otros tiempos en la relación entre Milito y Blanco
Todo sonrisas: otros tiempos en la relación entre Milito y Blanco Crédito: Santiago Cichero/AFV

"Mi compromiso para con el club, para con este gran grupo de jugadores y para con este gran cuerpo técnico será total y estará hasta el final, pase lo que pase. Y estoy convencido de que si estamos unidos, pasará algo lindo", rubrica Milito, que sabe que el joven y extrovertido entrenador no tiene una espalda en donde apoyarse. Está solo.

El entrenador siente que perdió buena parte de su respaldo
El entrenador siente que perdió buena parte de su respaldo Fuente: Archivo

Tiene una carta en la mano, lo mejor que sabe hacer: armar una estrategia seductora para todos -de Lisandro López hasta el último juvenil- para creer que la profundidad de la crisis puede acabarse con una clasificación que sea el gran impacto de la Libertadores. Y que, después, tal vez con Boca, resurja un equipo desde las cenizas y que ese trampolín calme las diferencias internas en todos los frentes. También, las dirigenciales.

El breve encuentro entre Blanco y Milito de este lunes por la mañana así lo corrobora. El ídolo seguirá hasta el último día de la gestión: ese es el pacto sellado, mientras el plantel se entrenaba metros más allá. La última práctica de un encuentro indispensable para saber qué pasará en el futuro; el desquite, en Río de Janeiro, será el martes de la semana próxima.

"El motivo es muy simple: no comparto el modelo y las ideas del club del presidente". Esa frase sigue dando vueltas en la cabeza de Blanco. El presidente se siente dañado. De 74 años, no sabe si va a presentarse en las próximas elecciones, se siente el principal responsable de que se haya desatado el caos interno. Ahí, en el medio, está Sebastián Beccacece. Víctima y victimario.

Por: Ariel Ruya

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.