Con un golazo de Bou, Racing liquidó rápido a Unión y se fue con una gran victoria de Santa Fe

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Unión Santa Fe

Unión Santa Fe

  • P
Racing Club

Racing Club

Se impuso por 2 a 1 y quedó a tres puntos de los líderes, Boca y San Lorenzo
José E. Bordón
(0)
16 de agosto de 2015  • 07:16

Fuente: Telam

SANTA FE.- Fue una semana para que Racing se afirme en su proyecto. Se queda Lollo -al menos no irá a Atalanta -, Bou manifestó su deseo de seguir y el equipo rescató un triunfo ante un rival muy exigente. Este Unión no sólo es el mejor de los diez ascendidos, sino que muestra un nivel que le permite competir de igual a igual contra los adversarios más encumbrados. No fue casualidad que empatara en el Monumental y que hace dos semanas festejara en la Bombonera. Ayer pagó caro un comienzo con distracciones y concesiones defensivas, pero se recompuso y obligó a que Saja fuera con varias atajadas una de las mejores individualidades de la Acacemia.

Racing venía de obtener un solo punto en los últimos dos partidos, un estancamiento del que debía salir inmediatamente para que sus aspiraciones de pelear por los primeros puestos no se vieran resentidas. Sin Videla ni Cerro , Cocca cambió el 4-4-2 habitual por una línea de tres, cuatro volantes, el paraguayo Romero de enganche y los dos delanteros intocables (Bou y Milito ).

El mayor mérito de Racing fue haber aprovechado de arranque los descuidos de Unión. En 16 minutos ya ganaba 2-0. Un remate de Romero se desvió en Cardozo y fue inalcanzable para el arquero Fernández. Al ratito, Brítez, en un despeje hacia atrás de un córner, no hizo más que dejarle la pelota a Bou, que definió como el bombardero que tanto hace festejar a la Academia: cruzó una volea al segundo palo. Golazo.

Racing se encontraba ante la clase de partido que mejor le sienta: el de administrar una ventaja. Aplicó la fórmula que ya le dio muchos réditos: repliegue y contraataque. Unión tardó, pero de a poco se fue metiendo en el partido. No se dejó llevar por el desánimo. Malcorra empezó a inquietar por la izquierda; los volantes se encontraron para llegar con la pelota dominada, y Gamba y Riaño intentaban desequilibrar con velocidad y gambeta.

Racing ya no estuvo tan tranquilo, pero se sintió seguro por varias atajadas de Saja y el oficio de Lollo en varios quites y anticipos. Mientras Aued trataba de sacarle ritmo a Unión con su buen toque de pelota y pausa, Camacho y Acuña se desplegaban con generosidad. La Academia tenía una diferencia de dos goles, pero no podía confiarse. Unión fue más intenso y profundo en el segundo tiempo. Las intervenciones de Saja se hicieron más repetidas y a donde no llegó el arquero se interpuso el travesaño para devolver una definición de Villar .

A Racing se le dificultó salir de contraataque. Advertido de que el equipo debía reforzar la contención, Cocca mandó a la cancha a Acevedo y Pillud para reinstalar el planteo 4-4-2.

Laverni, que había estado contemplativo en varios foules fuertes, fue riguroso con una dura entrada de Riaño. No se le discute la expulsión, sino la dualidad de criterios. Unión había hecho un gran desgaste y se quedaba con uno menos. El cuadro de situación daba para un cierre tranquilo para la Academia, pero el Tatengue se agarró a una ilusión cuando parecía imposible. El zaguero Leo Sánchez, que había estado cerca del gol en tres oportunidades, descontó con un cabezazo. Fue una recompensa para este Unión que aun en la derrota nunca dejó de ser digno. Racing debió trabajar duro por los tres puntos.

El golazo de Bou

El gol de Romero

El descuento de Sánchez

ph

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.