El futuro de River: entre motivaciones y posibles ventas de jugadores, Marcelo Gallardo hace su balance para decidir si continuará

Gonzalo Montiel, una de las varias figuras de River que podrían emigrar pronto.
Gonzalo Montiel, una de las varias figuras de River que podrían emigrar pronto. Fuente: AP
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
13 de enero de 2021  • 23:59

Con una extraña mezcla de sensaciones, River transita las primeras horas tras la eliminación de la Copa Libertadores frente a Palmeiras. En el núcleo íntimo del club hay orgullo por la imagen que dejó el equipo a pesar de la derrota, pero también se entremezclan la frustración de no haber alcanzado la hazaña, la bronca por las polémicas arbitrales y ansiedad por saber cómo seguirá el futuro. Un cóctel emocional que impacta de lleno en el ánimo general de un plantel y un cuerpo técnico que, aunque se fueron de Brasil con la cabeza en alto por haber dejado hasta la última gota de sudor, sienten el dolor de la derrota.

Habrá una semana de descanso para renovar energías y limpiar la cabeza. La delegación aterrizó en Buenos Aires en la madrugada del miércoles y los futbolistas quedaron licenciados hasta el miércoles 20 de enero, día en el que se producirá el reencuentro en el predio de Ezeiza. Serán siete días de vacaciones antes de retomar la actividad para preparar el regreso al fútbol local, pautado para el 14 de febrero con una nueva copa.

Dentro del mundo River hay pocos temores: se propaga la confianza general en que está todo dado para que Marcelo Gallardo continúe hasta diciembre de 2021, cuando vencerá su vínculo en el cierre del segundo mandato del presidente Rodolfo D'Onofrio. Pero hay una realidad por atender: ahora el DT se tomará un tiempo para realizar su balance de cada fin de año. "Cuando termine mi participación en esta Copa, haré el análisis que hago siempre, con mayor detenimiento, basándome en lo que creo me da razones para seguir o no seguir. Al terminar, recién hablaré con mi cabeza para ver cómo seguimos", dijo el lunes pasado.

Marcelo Gallardo se tomará unos días para realizar su clásico balance anual y luego decidirá si continuará en River; tiene contrato hasta fin de 2021, cuando concluirá el mandato del presidente Rodolfo D´Onofrio.
Marcelo Gallardo se tomará unos días para realizar su clásico balance anual y luego decidirá si continuará en River; tiene contrato hasta fin de 2021, cuando concluirá el mandato del presidente Rodolfo D´Onofrio. Fuente: AFP

El propio D'Onofrio, en declaraciones a ESPN, dejó en claro que no tiene certezas: "Cuando llega esta altura del año, Gallardo siempre analiza si se queda o se va. Está en él. Yo no soy de interpretarlo. No tengo una intuición. Sólo tengo las ganas de que siga, siempre. Quiero que continúe muchos años. Pero es una decisión muy personal y creo que hace muy bien en hacer un resumen. Él tiene un contrato por el que puede tomar la decisión de irse. Le queda un año. No puedo inventar algo que está sólo en la cabeza de Marcelo", comentó el presidente.

¿Qué motivaciones tiene el DT a futuro? Después de un año sin títulos por primera vez desde que está en la institución, y luego de conseguir 11 coronas en seis años y medio, hay diversas aristas que podrían empujar nuevos desafíos: la pronta revancha en la Copa Libertadores (en abril comenzará la etapa de grupos); el deseo de conquistar el adeudado título local en la nueva Liga Profesional de Fútbol; las posibilidades de obtener dos estrellas entre la Supercopa Argentina 2019 (debe disputar la final con Racing) y la Copa Argentina 2020; la continuidad del proyecto infanto-juvenil que impulsó y desarrolló en las inferiores del club con resultados que ya están a la vista en el plantel actual; el nuevo campo de juego del renovado estadio Monumental, por el que tanto insistió, y la búsqueda de nuevos jugadores para reavivar la llama de un plantel que mostró que sigue teniendo líquido en el tintero.

¿Qué situaciones podrían frenarlo? La marcada crisis económica que atraviesan la institución y el país que le impide reforzar con jerarquía ciertos puestos del plantel; la posibilidad de que algunas figuras emigren en búsqueda de mayores ingresos y que le permitirían al club equilibrar sus números; el balance que haga de sus energías y sus ganas de reinventarse para sostener la mentalidad competitiva, y, quizás, tener que afrontar una etapa de transformación, tal como lo hizo en diversas ocasiones con los distintos equipos ganadores que fueron desarmándose, producto natural del paso del tiempo.

Julián Álvarez, una de las cartas potenciadas por Gallardo: el vínculo con el proyecto infanto-juvenil es un punto que siempre motiva al director técnico.
Julián Álvarez, una de las cartas potenciadas por Gallardo: el vínculo con el proyecto infanto-juvenil es un punto que siempre motiva al director técnico. Crédito: Diego Haliasz / Prensa River

En el medio, el foco de la dirigencia estará puesto en la reconfiguración del plantel para 2021 después de dos mercados de pases sin incorporaciones (la última fue la de Paulo Díaz, en agosto de 2019). Pese al contexto general negativo en los números, se evita hablar de un posible éxodo masivo de futbolistas. Tras las recientes salidas de Exequiel Palacios, Ignacio Scocco, Lucas Martínez Quarta, Juan Fernando Quintero y Lucas Pratto, en River sostienen que se intentará retocar sólo lo justo y necesario, pero no impedirán la libertad de acción de los jugadores que deseen o necesiten emigrar.

"Ya no es imperioso vender porque se concretaron las ventas de Martínez Quarta y Quintero en el mercado anterior por 25 millones de dólares entre ambas. Hoy el club está bien, al día y sin urgencias. Pero cada situación depende del ánimo, la voluntad de los jugadores y la realidad económica del país. No va a haber tensiones por quién quiere irse y quién no. La idea es sostener la armonía general, como siempre", aseguraron para LA NACION desde la comisión directiva millonaria.

En primer lugar, hay seis negociaciones por definir: los contratos de Gonzalo Montiel, Nicolás De La Cruz, Rafael Borré, Javier Pinola, Leonardo Ponzio y Jorge Moreira se vencerán en junio próximo. En segundo orden, aunque todavía no hay ofertas formales por ningún futbolista, el mercado de pases ya tiene varios apellidos en la vidriera.

Nacho Fernández llora tras la eliminación por la Copa Libertadores; el volante puede haber jugado en Brasil su último partido en River.
Nacho Fernández llora tras la eliminación por la Copa Libertadores; el volante puede haber jugado en Brasil su último partido en River. Crédito: Captura TV

Montiel es una de las figuras que más posibilidades tienen de irse por su presente y su proyección, y es seguido de cerca por Bologna y Roma, de Italia; Lyon, de Francia; West Ham, de Inglaterra, y Bayer Leverkusen, de Alemania. A los 31 años, Nacho Fernández sostiene desde hace tiempo el deseo de hacer una diferencia económica (nunca jugó en el exterior), rompió en llanto luego de la eliminación contra Palmeiras y en el último tiempo fue sondeado por clubes de Brasil, México y Estados Unidos. En la última conferencia de prensa Enzo Pérez puso en duda su continuidad y dijo que analizará las posibilidades con su representante, mientras sigue vigente la propuesta de Trabzonspor, de Turquía. Y tanto el uruguayo De La Cruz como los colombianos Borré y Jorge Carrascal también son hombres por seguir de cerca.

Será otro libro de pases marcado por la crisis económica que produjo el desequilibrio de la Argentina en los últimos años y que se potenció con la pandemia de coronavirus. En el medio, todo River aguarda por la palabra de Gallardo. El próximo miércoles será el día esperado: el plantel volverá a encontrarse en Ezeiza, para renovar sus objetivos. Y la gran esperanza de todos es que el DT siga firme como la cabeza del grupo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.