La celebración eterna de River: las dedicatorias, el hit de los jugadores y los chinos que no entendían la locura en el Monumental

Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada.
Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada. Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Agustín Monguillot
(0)
23 de octubre de 2019  • 17:11

Para el hincha de River, las dos horas que pasan entre que Wilton Sampaio decreta final y la llegada del micro al Monumental son lo más parecido a una dulce espera. Es una noche especial, otra más que quedará grabada en la memoria de los hinchas millonarios, que en los últimos tiempos experimentan bastante seguido esa hermosa sensación de dejar afuera a tu máximo rival de una instancia decisiva.

Vaya aquí una crónica de lo que ocurrió en los alrededores del Monumental, una zona de la ciudad tomada por la felicidad.

23.41. Final del partido en la Bombonera

El momento exacto en el que, por los gritos, se adivina cuántos de los vecinos son de River. Por un instante, el radio que comprende Núñez y Belgrano se convierte en un festejo de año nuevo por la cantidad de petardos que explotan. Se empiezan a escuchar los bocinazos de los autos. Spoiler alert: son las tres de la mañana y todavía se sienten.

Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada.
Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada. Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

23.50. Empieza la peregrinación hacia el Monumental

Los hinchas van llegando de a poco, pero los vendedores de cerveza fueron los más previsores de todos. Ahí están desde hace un rato, con dotaciones suficientes para abastecer durante unas cuantas horas a las hordas de sedientos. La buena noticia es que nadie va morir de deshidratación.

00:05. Se calientan las gargantas

Al principio son unos cientos que se concentran en la esquina de Figueroa Alcorta y Almirante Onofre Betbeder. Arranca el repaso rápido por el cancionero riverplatense para calentar la garganta, en una noche fresca pero que se presta para el festejo. Los custodian cientos de efectivos de la policía y de seguridad privada, que armaron un circuito de vallas para evitar desmanes.

00.12. El hit de la noche

"El que no salta murió en Madrid", cantan. Un hincha se pasea con una cartulina con las siglas Q.E.P.D. (Que en paz descanse), una manualidad hecha con una dedicación digna de Utilísima. Otro par grita sin éxito para que las cámaras enfoquen su bandera negra. "Necrofilia", dice, en letras blancas.

00.30. Momento termo

Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada.
Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada. Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Ese instante en el que los hinchas pierdan la conciencia a la par que se acerca el movilero para entrevistarlos es digno de una tesis de psicología. Expresar la felicidad de uno es lo de menos: acá importa es insultar al otro. Y, si es en vivo, mucho mejor. Más de uno quiere hacer una remake del clásico viral del hincha: "Boca la c. de tu madre". Ojo que también hay cosas pintorescas. Como el caniche blanco vestido con los colores de River, que tiene sus minutos de fama.

1.26. ¿Cuándo llegan?

A esta altura, ya explota de gente. "Gracias por esa alegría de ganarle a Boca", festejan. A la tarde habían dicho que fueron siete mil personas al banderazo antes de que salieran para la Bombonera. Si bien el marco es imponente, no se está ni cerca se está de ese número. "Me avisaron que (Marcelo) Benedetto dijo en la transmisión que estaban cenando y van a llegar a las tres", informa Jorge, apretujado contra valla.

1.35. Los chinos, atónitos

Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada.
Los hinchas de River celebraron en el Monumental la clasificación a la final de la Copa Libertadores hasta la madrugada. Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

La impaciencia se hace notar. Suben los decibeles de las canciones y se alborota la marea humana. "Se mueve para acá, se mueve para allá". Desde el corralito que armaron para la prensa, unos periodistas de la TV de China miran atontados. Por momentos se prenden en las canciones y dan saltos cortitos como si fueran conejos. La escena es, cuanto menos, bizarra. "En 10 minutos", avisan a los periodistas sobre el arribo del micro.

1.41. ¡Llegaron!

Exactamente dos horas después de que se convirtiera en finalista de América, asoma el micro de River por el puente Labruna. "River de mi vida", se escucha al unísono sobre la avenida Udaondo. Por momentos, el humo de las bengalas tapa todo. El micro se mete en el playón del estadio sin detenerse ni un segundo para ver la postal de los hinchas.

1.47. Peligro, hinchas saltando

Los de seguridad tienen problemas para contener el fervor de la gente. Se cae (o se tiró) un hincha que estaba trepado a la pared y tuvo que ser atendido por los médicos porque se lastimó una pierna. A esa altura, son más de 50 personas que se colgaron. Los jugadores se acercan para saludar a los hinchas y cantan un par de canciones, más para cumplir con el compromiso que otra cosa.

2.00. Los jugadores se van, los hinchas no

Algunos jugadores salen en sus autos para agarrar la autopista. La gente no se quiere ir. No puede faltar el minuto de silencio, dedicado al rival. De fondo, siguen explotando los fuegos artificiales. La última canción es un hit nuevo: "En Santiago de Chile vamos a ganar y la vuelta vamos a dar". Habrá que ver si se hace realidad el 23 de noviembre. Mientras tanto, los riverplatenses disfrutaron de una nueva noche de festejos con dedicatoria especial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.