Central empató con Sarmiento en Rosario y cedió terreno en el torneo

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Rosario Central

Rosario Central

  • P
Sarmiento

Sarmiento

Fue 1-1; Sebastian Luna puso en ventaja al visitante y Marco Ruben anotó el gol canalla, que quedó a 4 puntos de Boca y San Lorenzo
Pablo Casazza
(0)
1 de agosto de 2015  • 23:04

Central empató con Sarmiento en Rosario
Central empató con Sarmiento en Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

ROSARIO.- Fue una noche inesperada. Después de la victoria en el clásico, el pueblo de Rosario Central esperaba una victoria para extender el gran momento de felicidad tras el triunfo ante Newell's. El envión para seguir peleando arriba podía contunar contra Sarmiento , un adversario que en los papeles parecía débil y que fue a buscar algo concreto: el empate que se llevó. Tuvo su premio por jugar un encuentro ordenado y contó con la complicidad de Central, que tal vez realizó uno de los peores partidos del campeonato. El local tuvo fútbol, y eso terminó pagándolo con un resultado que ninguno de sus hinchas esperaba.

Central tuvo un muy mal primer tiempo. Sin ritmo, sin juego, sin ningún tipo de actitud y sin generar nada. El equipo de Eduardo Coudet , tal como se preveía, se hizo dueño del partido y de la pelota apenas Darío Herrera dio la orden de comienzo del juego. Entre Franco Cervi , Jonás Aguirre y César Delgado manejaban el desarrollo de las acciones, aunque faltaba la claridad suficiente para que el juego le llegara limpio a Marco Ruben . La mejor situación hasta el minuto 45 fue de Central, cuando Delgado tuvo en sus pies la apertura del marcador pero su remate pegó en el palo izquierdo de Riagmonti, que había salido mal en un centro y le dejó servida la posibilidad de convertir al delantero rosarino.

Pero cuando la primera etapa se extinguía, una buena jugada colectiva de Sarmiento terminó en sorpresa: Sebastián Luna cerró la acción con una muy buena definición ante Caranta . Para peor, el balance de la etapa fue negativo porque Herrera expulsó al entrenador Coudet, por exceso verbal. El entrenador transmitió mucho nerviosismo y eso el equipo lo sintió dentro del campo.

El regreso del vestuario encontró un Central fiel al ADN que impone su entrenador. Un equipo que tal vez no sea prolijo en su búsqueda, pero que atropella a sus rivales y termina pasándolos por encima hasta conseguir su objetivo, es decir, el gol. Es que así es el conjunto rosarino: juega con tanto vértigo y furia que finalmente llega a destino.

Primero avisó con un gol bien anulado a Musto , en una jugada en la que estaba adelantado aunque no tocó la pelota. Herrera entendió que tenía participación en la acción y anuló el tanto. Pero a los 33 llegó el empate esperado. Un delicioso pase del juvenil Giovani Lo Celso (disputó su segundo partido en primera) dejó mano a mano a Ruben con el arquero juninense, y el goleador del campeonato, ahora con 13 tantos, no dudó: fuerte remate para lograr la igualdad con cierta complicidad del arquero rival.

Los últimos minutos se disputaron a pura adrenalina. Donatti se paró como segundo centrodelantero y Central fue por todo. Sin embargo, sucedió lo mismo: mucho centro, mucho empuje, pero sin el segundo de pausa imprescindible para tratar de encontrar la mejor manera de llegar al arco rival. Incluso, Central dejó espacios atrás, pero Sarmiento no hilvanó ningún contraataque óptimo, aunque a veces arrancara con superioridad númerica.

El visitante se llevó el premio que fue a buscar. Un punto con sabor a mucho. Para Central, esa igualdad es todo lo contrario. La fiesta post-clásico quedó empañada. No fue la noche esperada.

El gol de Luna

El empate de Ruben

La expulsión de Coudet

tb

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.