Suscriptor digital

Se fue a China por 42 millones de euros y dos años después no puede dormir por una lesión en el tobillo

Crédito: Portimonense Prensa
(0)
2 de enero de 2019  • 12:02

Jackson Martínez atravesó en los últimos dos años el peor momento de su carrera deportiva, más allá de que ahora ve la luz en medio de algunos dolores que encuentran el paliativo en los goles. El colombiano forma parte del plantel del humilde Portimonense, de la primera división de Portugal, pero cada noche sufre, y mucho. Desde que en 2015 sufrió una grave lesión en su tobillo izquierdo, que lo obligó a pasar por el quirófano en 2016 y 2017, su vida no es la misma. Y en una entrevista con el diario luso Récord compartió su padecimiento.

"Lo más fácil sería dejarlo. Es una lucha diaria", confiesa. Y agrega: "Este calvario no me deja dormir. Cada entrenamiento, cada vez que me meto en la cama para dormir... Casi todas las noches, alrededor de las 3 o 4 de la madrugada como si fuera un reloj, me despierto debido a las molestias en el pie. Después de unos minutos se me pasa y me vuelvo a dormir".

Así estaba Jackson Martínez en julio de 2017

Pero no solamente es un asunto de descansar mal. El problema lo afecta también en lo deportivo. El exdelantero del Atlético de Madrid lo explica con decepción: "Entrenarme tampoco es fácil, no puedo hacerlo dos o tres días seguidos. Me gustaría trabajar con normalidad todos los días pero los médicos y el fisioterapeuta me dijeron que eso era imposible. Sigo un programa específico".

A raíz de sus buenas actuaciones, Martínez fue adquirido por el Guangzhou Evergrande, de China, al Atlético Madrid a cambio de 42 millones de euros. Pero apenas pudo jugar 15 partidos en 2016, y luego de 18 meses en suelo asiático, desembarcó en el Portimonense, donde a pesar de sus molestias lleva disputados 9 encuentros y ya anotó 4 goles.

Sus problemas físicos lo llevaron a aferrarse a la fe. Y en septiembre de 2018 lanzó un CD llamado "No temeré", que contiene siete temas de contenido religioso en los que repasa el padecimiento que sufrió en los últimos años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?