La selección argentina y la tecnología: Juan Foyth no hizo nada raro

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
Cámaras de tracking óptico usadas por la Argentina contra Paraguay en Belo Horizonte.
Cámaras de tracking óptico usadas por la Argentina contra Paraguay en Belo Horizonte. Crédito: K-Sport América
(0)
2 de julio de 2019  • 00:01

Juan Foyth no hizo nada raro: contó que analizó cómo jugaba un rival a partir de una aplicación instalada en su teléfono. Desde hace años buena parte de la humanidad pide hamburguesas, compra pasajes de avión y reserva un auto con solo presionar un icono en la pantalla de su móvil. El deporte tampoco escapa a esa práctica que alcanza, por ejemplo. hasta a los más amateurs de los runners cuando miden kilómetros corridos y calorías eliminadas en sus smartphones. Con sus 21 años, Foyth no conoce otra época del fútbol que no sea ésta. No tiene recuerdos de otros tiempos en los que la oralidad, las anécdotas y los consejos de los más veteranos eran la principal fuente de acceso a la información. Ya no son los únicos recursos.

El defensor de Totthenham Hotspur y del seleccionado dijo que la herramienta Wyscout le sirvió para conocer mejor a los venezolanos Machís y Soteldo y actuar como lateral. Investigó para ser mejor jugador. Su mensaje es impecable. En el camino hizo que se perciba como novedad algo que no lo es: la plataforma de análisis, creada en 2004, actualmente contiene los perfiles de 550.00 jugadores de fútbol y es utilizada en 600 ligas de 124 países. Cada fin de semana se cargan hasta 2.500 partidos con diferentes capas de información del juego. Los filtros de la plataforma permiten precisar los movimientos de los jugadores para evaluarlos en cada una de sus intervenciones históricas.

La herramienta es vital para la contratación de futbolistas porque permite conocer sus características antes de verlos. Hace algunos meses vino a la Argentina un reclutador del F.C Colonia de la Bundesliga para ver con sus propios ojos a futbolistas de diferentes clubes. En su tablet había armado un equipo donde había siete jugadores por puesto, previamiente ya analizados a través de Wyscout. Su tarea era terminar de confirmar su percepción sobre 70 futbolistas a los que de algún modo ya tenía vistos. Casi todos los clubes de la Superliga usan la plataforma, que con sus membresías pagas, también está disponible para representantes, medios y periodistas.

Foyth hizo saber que los futbolistas de esta época tienen normalizada esta práctica. Pero eso también se da en un contexto: la Selección Argentina también está equipada con sus recursos tecnológicos. En este caso en alianza con la empresa K-Sport, proveedora de los GPS y del sistema portátil de grabación de partidos para el análisis del cuerpo técnico. Cada partido del seleccionado en la Copa América se graba con dos cámaras para hacer el tracking óptico del partido con datos de rendimiento físico y técnico.

Los colaboradores de Lionel Scaloni reciben reportes individuales y grupales del juego, con cortes longitudinales de las acciones cada 5 minutos para evaluar variables físicas y de tenencia de la pelota. Esos cortes permiten comparar el rendimiento del equipo según cada segmento de 5 minutos de todos los partidos. Los reportes se envían en formato PDF y también están cargados en la plataforma de K-Sport para que el cuerpo técnico argentino acceda desde cualquier dispositivo.

Pero ahí no termina todo: los reportes son enriquecidos por un sistema llamado Smart Gear, de inteligencia artificial, que cuantifica el rendimiento del equipo según las exigencias del partido y la resolución que haya tenido cada jugada. Pero es el cuerpo técnico el que evalúa la importancia de esos datos según su propio criterio para la toma de decisiones.

Juan Foyth no hizo nada raro. Simplemente contó como es el fútbol en la actualidad y de los recursos que dispone un jugador si quiere ser mejor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.