Finalmente, el fútbol no comenzará este fin de semana: la AFA dice que se jugará en siete días