El último superclásico: la hora de la despedida para protagonistas de peso