A pedir de Boca: San Lorenzo empató ante Tigre y el xeneize puede estirar la ventaja

Argentina Superliga
  • 1
Tigre

Tigre

  • Sebastián Rincón
  • 1
San Lorenzo

San Lorenzo

  • Martín Cauteruccio
El equipo de Bauza ganaba con gol de Cauteruccio, pero a cinco del final Rincón selló el 1-1; si el conjunto de Arruabarrena supera este domingo a Banfield le sacará cuatro puntos al Ciclón
Christian Leblebidjian
(0)
26 de septiembre de 2015  • 17:50

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Desde el momento en que Edgardo Bauza utilizó la figura del tanque de nafta para graficar lo justo que estaba llegando su equipo, desde las reservas, a la etapa de definición, condicionado por las bajas por lesiones y suspensiones, se sabía que eso se iba a comparar con lo que, luego, sus jugadores entregaran desde el rendimiento y los resultados. El empate (derrota) de ayer ante Tigre no hizo más que confirmar esa falta de combustible para acelerar con la potencia y decisión que un candidato al título necesita. Sólo Bauza y sus futbolistas sabrán si fue casualidad que le hayan igualado a cinco minutos del final, si también por eso lo mejor del equipo se vio en el arranque del partido, pero San Lorenzo nunca había hecho méritos para ganarle a Tigre. El 1-0, conseguido por un intratable Cauteruccio , nunca había sido sostenido desde el juego. Ni antes, ni después de la conquista.

Ayer perdió dos puntos clave en la lucha por el campeonato y se encadenan con las unidades no sumadas luego del éxito ante Boca. Quedó eliminado de la Copa Argentina a manos de Racing (1-2), en La Plata, y cayó en el clásico ante Huracán (0-1). De los últimos cuatro encuentros sólo ganó uno, la revancha ante la Academia por el torneo local (2-1), en el Nuevo Gasómetro.

San Lorenzo tiene un gran amor propio para jugar en equipo. Se nota que los futbolistas se respaldan entre sí y que están todos convencidos con la idea de su entrenador, desde el estilo y cómo llevarlo a cabo. Pero su bajón no se trata sólo de falta de nafta en el tanque del rendimiento, sino también en las características de quienes se lesionaron. Pitu Barrientos volvió ayer, pero cayó justo en la Bombonera, cuando venía de hacer un muy buen partido; Leandro Romagnoli es un emblema para este equipo no sólo por su técnica individual, sino también por su visión de juego, porque es capaz de clarificar las entregas y generar una situación de gol por caminos que sólo él ve; y Sebastián Blanco , soldado caído ante Racing, no sólo había levantado muchísimo su nivel en los últimos meses, sino que además era determinante en cada gol o asistencia del equipo. Pisaba el área con realismo.

Elizari, del gol de la fecha a...

Afuera Romagnoli y Blanco, con Pitu Barrientos en el banco, la lupa creativa de San Lorenzo ayer estuvo en lo que podían generar entre Fernando Elizari y Martín Rolle , pero ambos estuvieron apagados en líneas generales, más el segundo que el primero. Elizari había arrancado voluntarioso y estuvo a punto de hacer el golazo de la fecha, tras una excelente jugada colectiva del Ciclón en la que participó Kalinski tirando una pared con Villalba ; centro del extremo derecho, pase fantasma de Cauteruccio (abrió las piernas para dejar correr el balón hacia Elizari) pero el ex Quilmes erró un penal en movimiento. Quizás esa jugada hubiera cambiado el desarrollo y hasta la propia confianza de Elizari. Pero no fue así y el enganche se fue desdibujando a tal punto de ser reemplazado a los quince minutos del segundo tiempo.

Fuente: Telam

Antes del golazo de cabeza de Rincón , lo que sufrió San Lorenzo fue la falta de generación de juego y de situaciones de riesgo. Apenas contabilizó cuatro en todo el partido, algunas de ellas forzadas con remates desde afuera del área.

El plan de Tigre fue más simple y directo: jugarle largo a Federico González y Rincón a las espaldas de Buffarini y Mas . Lo capitalizó en el segundo tiempo, pero cuando mejor lo hizo fue en el primero, haciendo lucir a la defensa del Ciclón y a Torrico , que le desvió un cabezazo a Orzan que luego dio en el travesaño.

Buffarini parece incansable y asiste como un lateral brasileño; Villalba no para de correr y hacer bien el retroceso; Cauteruccio sigue eficaz con 11 festejos (9 por el torneo y 2 en la Copa Argentina), pero la energía del resto no acompaña. Un equipo lo conforman más de tres futbolistas. Y, en el balance, San Lorenzo pierde fuerza. Se queda sin potencia y con el tanque en rojo cuando todavía le queda camino por recorrer.

El gol de Cauteruccio

El gol de Rincón:

fc/av

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.