Un golpe que preocupa a River: Lucas Alario seguirá sin poder entrenarse con sus compañeros