Cuáles son los objetivos de los cuatro argentinos que arrancan hoy en el PGA Tour

Emiliano Grillo, Fabián Gómez, Julián Etulain y Miguel Angel Carballo empiezan la temporada 2016/2017 en Napa, California, donde Grillo defiende el título
Gastón Saiz
(0)
13 de octubre de 2016  

Fuente: LA NACION

Ricardo González, que ganó cuatro veces en el Tour Europeo, suele decir que los golfistas argentinos son como un grupo de amigas: cuando una queda embarazada, le sigue otra y luego otra más, tan entusiasmadas como la primera. Con estos jugadores sucede lo mismo: uno triunfó por primera vez en el PGA Tour y otros más lo sucedieron en cuanto a títulos y logros diversos en la principal gira. Está claro que ya no se trata de aventureros solitarios, sino que la presencia nacional adquiere espesor en este circuito, que arrancará hoy con la temporada 2016/2017. Todo gracias a ese contagio, a esa serie de hitos en la era moderna iniciada por José Cóceres, campeón por duplicado en 2001.

Serán cuatro los argentinos con estatus completo o casi completo: Emiliano Grillo , Fabián Gómez , Julián Etulain y Miguel Angel Carballo . Mientras que los dos primeros tienen la tarjeta asegurada hasta 2018 inclusive, tanto el oriundo de Coronel Suárez como el bahiense disponen de un calendario generoso antes de los reordenamientos; la oportunidad de codearse con los mejores semana tras semana está a su alcance. Hay otros dos que también incursionarán en el PGA Tour, pero dependerán todavía más de sus actuaciones para ganar continuidad y mejorar su categoría en la gira. A Angel Cabrera no le faltarán oportunidades, ya que tiene garantizada su participación en el Masters (lo jugará de por vida) y el US Open, en donde también fue campeón y tendrá en 2017 su último año de gracia, ya que cumplirá el tope de diez temporadas desde su consagración en Oakmont. Y después aparece Andrés Romero, capaz de cualquier cosa: puede rendir de manera brillante o lesionarse al impactar su puño contra un cartel, arrebato de bronca que insólitamente protagonizó el año pasado. El Pigu deberá optar entre formar parte de los torneos del PGA Tour con fields más débiles (entre 8 y 12 certámenes) o apostar de lleno al Web.Com, la antesala de la gira principal.

En esta incipiente legión de argentinos se destaca Grillo, que tiene el mundo en sus manos. Acaba de ser nombrado Novato del año por su gran campaña 2015/2016, ocupa el 24° puesto del ranking mundial, jugará todos los Majors en 2017 por haber llegado a la etapa final de la FedEx Cup y desde hoy defenderá el título en Napa, California, que lo asentó como jugador pese a sus frescos 24 años. Antes de darse de baja sobre la hora por no sentirse en un nivel apropiado, Tiger Woods iba a integrar a partir de hoy el grupo de salida con el chaqueño y con Phil Mickelson. Finalmente, el reemplazante del ex N° 1 será Bill Haas.

En julio pasado, Grillo filmó un video para Golf Digest en donde pronosticó qué espera de su vida golfística para los próximos tres años. Dijo que en el primer año quiere mejorar su temperamento; en el segundo, trepar hasta el top 15 del ranking mundial, probarse mano a mano con los mejores y mechar actuaciones en el Tour Europeo. Y en el tercero, contar ya en su palmarés con seis coronaciones en el circuito e imponerse en un Major. A juzgar por lo que realizó hasta aquí, su paso es arrollador, lleno de ambiciones y sin miedo a mirar a la cara a las grandes figuras. Su mix de talento, disciplina por el trabajo y mentalidad ganadora hacen de Grillo un jugador total, capaz incluso de adaptarse a un amplio abanico de campos por su experiencia previa en el Viejo Continente.

Su coterráneo Fabián Gómez encontró su plenitud después de los treinta años. Con 37, revisa su pasado reciente y disfruta de dos consagraciones en el término de seis meses, la victoria en Memphis a mediados de 2015 y la de Hawaii en enero de este año. Es el típico jugador agazapado, el “underdog”, como califican los norteamericanos a los que a priori tienen pocas chances de ganar. Pero de pronto, se despacha con grandes vueltas y termina peleando bien arriba. El ex caddie del Chaco Golf Club disfruta de un buen colchón; sin embargo deberá focalizarse también en la clasificación para los torneos de Gran Slam, ya que no pudo garantizarse ese beneficio al quedar al margen del último playoff de la FedEx Cup, disputado en Atlanta el mes pasado.

Carballo y Etulain, que ostentan la categoría 26 como jugadores provenientes del Web.Com, ansían dar el salto definitivo que ya pegaron Gómez y Grillo. Al bahiense no le fue bien en su nuevo intento en el PGA Tour, pero salvó su tarjeta al rescatarse a sí mismo desde las finales del Web, un circuito que conoce de memoria y en donde triunfó. La irregularidad es para Tati su peor déficit, y esos vaivenes casi lo dejaron afuera del gran circo una vez más. La situación de Etulain, de 28 años, es diferente del resto de los argentinos, porque debutará como miembro del PGA Tour, un escenario que soñaba visitar desde su plataforma de lanzamiento, el PGA Tour Latinoamérica. Como confesó a La Nación cuando obtuvo la tarjeta, Tula quiere verse como un mejor jugador transcurridos doce meses, y entiende que ese progreso redundará naturalmente en su continuidad en la gira, y hasta fantasea con la chance de un triunfo.

Hoy arranca la caravana por todo el territorio estadounidense, con paradas en Canadá y Puerto Rico. Y cuatro argentinos con la tarjeta en el bolsillo, cada uno con su impronta personal, intentarán dejar su marca en este circuito cuyo slogan es “These guys are good” (¡Estos muchachos son buenos!).

gs

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.