Esta vez no pudo ser y los Gladiadores se quedaron con la medalla de plata