Hilario Ulloa: "Hace 32 años que sueño con sacarme la foto levantando la Copa"

Facundo Sola, Hilario Ulloa, Guillermo Caset y Santiago Toccalino, los integrantes de las Monjitas
Facundo Sola, Hilario Ulloa, Guillermo Caset y Santiago Toccalino, los integrantes de las Monjitas Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
15 de diciembre de 2018  • 23:59

Juega bien, muy bien. Caballos de jerarquía no le faltan. Pero lo que más se reconoce en este Las Monjitas , impactante finalista del Argentino Abierto, es ambición. Quiere sí o sí la copa de Palermo.

Para eso hizo su ensayo fuerte de la semana el miércoles, cuando recibió a LA NACION en La Hache, las caballerizas de Hilario Ulloa en General Rodríguez, con bromas y cargadas entre él, Guillermo Caset , Facundo Sola y Santiago Toccalino a la hora de las fotos. Ahí está otro rasgo del cuarteto: su unidad desde que, tras el Abierto de Tortugas, el entonces suplente Toccalino relevó al titular Julián De Lusarreta. El director técnico Eduardo Heguy es gran responsable de eso.

–¿Qué diferencias notan entre el Ellerstina al que eliminaron y el La Dolfina que viene?

Sola: –¿Voy yo? Lo que pasa es que si hablo, la c... yo [risas]. Prefiero no hablar, muchachos.

Caset: –Contestá. Por ahí metés un golazo, como hacés a veces...

Sola: –No les veo muchas diferencias. Vienen jugando finales desde hace 15 años. Creo que ahora estamos listos para jugar contra esos equipos muy fuertes.

–Este año La Dolfina no viene jugando tan bien. ¿Lo ven así?

Caset: –La Dolfina es La Dolfina. Venga jugando bien o mal, es el equipo que viene ganando Palermo desde hace cinco años, el mejor de la historia, el que ganó tres Triple Corona seguidas. Vamos a jugar con un equipazo, y en una final, que, como dijo Adolfito [Cambiaso], es un partido aparte.

–¿Hay un favorito?

Caset: –La Dolfina. Obvio. Tiene 40 goles, es el pentacampeón...

–¿Dónde estará la clave?

Toccalino: –En la concentración, en la intensidad que pongamos y en estar juntos, bien unidos.

–Parte del movimiento que tres de ustedes hicieron desde Alegría fue para tener mejores caballos. ¿Cómo están respecto a los de La Dolfina?

Ulloa: –El esfuerzo de cada jugador y el de Camilo Bautista [el patrón] y Las Monjitas fueron muy grandes, y estamos mostrándolo en la cancha, jugando de igual a igual en Hurlingham con La Dolfina [8-11] y en Palermo con Ellerstina [18-16]. Es lo que nos hace ser competitivos. Llegamos en igualdad de condiciones con los caballos, así que el tema depende de los cuatro jugadores. Hoy, en organización y en caballos, estamos en el nivel de ellos.

–¿El público puede tener simpatía con Las Monjitas por ser el retador, o estar disgustado por lo que pasó con Julián De Lusarreta y Fred Mannix?

Caset: –Es verdad que generalmente se pone del lado del más débil, y somos los más débiles, porque La Dolfina es el campeón. Pero tiene una hinchada tremenda, trae mucha gente de muchos años. Y este equipo es nuevo. Pero nuestra gente nos sigue. El domingo vino mucha, pese al clima.

–¿Qué sensaciones tienen ante la final de Palermo, que para tres de ustedes es algo nuevo?

Sola: –Jugarla es un sueño. Desde que de chicos subimos a un caballo soñamos con este día.

–Hilario, sos el único que jugó una final. ¿Qué diferencias encontrás respecto a la de 2013?

Ulloa: –Llegamos mejor. Por lo menos yo, más maduro y preparado. Y llegamos mucho mejor en caballos. El lunes nos juntamos y mi idea fue hacerles ver que llegamos con chances, tenemos un gran equipo, estamos bien montados. No es "llegamos hasta acá, eso fue todo. Hay que festejar". Había que bajarse de ese entusiasmo y pensar cómo ganar la final, porque realmente podemos. Tenemos todas las herramientas para hacerlo.

–Y en los palenques tienen algunos que jugaron alguna final...

Toccalino: –El Ruso [Heguy] nos da una mano enorme. No solo en el juego: nos contiene, siempre estamos juntos... Muy agradecido. ¡No vamos a chaparnos, Ruso, ¿eh?!

Sola: –Tener un tipo de esa experiencia... Muy agradecido. [a Heguy] Rusito viejo, crack.

Caset: –No hablen mucho, que va a llorar. Está mariconeando desde hace una semana...

–Santiago, al inicio de la temporada no eras titular. ¿Habrías creído que estarías acá?

Toccalino: –No, era imposible. Pero por cómo se dieron las cosas en estos dos meses con ellos, lo tomaba como muy posible, por el gran equipo que son, que somos.

–¿Vas a marcar a Cambiaso? ¿O creés que se meterá al medio?

Toccalino: –Ellos están jugando así, ¿no? Él no está tan de punta. Nosotros tenemos una rotación constante y va a ir variando eso.

–¿Qué dice Camilo Bautista?

Caset: –Se lo ve contento, como a todos, pero sabíamos que era posible llegar a la final, porque nos sentíamos a la altura de Ellerstina. Él nos transmite mucha tranquilidad. Su mensaje, incluso antes de la semifinal, siempre fue que disfrutáramos más allá de ganar o perder, que habíamos hecho todo bien, que más allá del resultado estaba con nosotros a muerte. Es un placer jugar para este equipo, con esa onda y ese apoyo. Nos sentimos privilegiados.

–Siempre se habla metafóricamente del sueño de jugar el Abierto, del de ganarlo... ¿Han soñado de verdad con la final?

Ulloa: –Sí. Sueño ganarla. Y bastante seguido en estos días. Tenemos todas las herramientas, todo a disposición. Dependemos de tener un buen día. Un día en que podremos lograr ese sueño.

–¿Qué foto hay en ese sueño?

Ulloa: –¡Levantando la copa! Desde hace 32 años quiero sacarme esa foto...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.