Río 2016: las Leonas, el panorama incierto y un entrenador en duda

Gabriel Minadeo dice que quiere seguir, pero admite que la decisión no depende de él; su situación quedó bajo evaluación
Gastón Saiz
(0)
17 de agosto de 2016  

Para Minadeo, es tiempo de replanteos y de proyectar para dos ciclos olímpicos
Para Minadeo, es tiempo de replanteos y de proyectar para dos ciclos olímpicos Crédito: Villarpress

RÍO DE JANEIRO.– El séptimo puesto de las Leonas en los Juegos impacta por la notable caída respecto de los últimos 18 años, ya que el seleccionado siempre había figurado entre los cuatro primeros en cualquier torneo FIH durante ese período. La eliminación prematura en los cuartos de final ante Holanda condujo a esta posición indeseada. “Alguna vez iba a tocar, lamentablemente, sostenerlo en el tiempo a veces es difícil. Australia es el supercampeón en varones y no se clasificó para las semifinales. Lo mismo con Gran Bretaña, que no llegó siquiera a los cuartos de final. Esta vez nos tocó a nosotros porque se han metido otros equipos, pero ojalá volvamos en la próxima”, decía Gabriel Minadeo .

La situación del entrenador al frente del plantel quedó bajo evaluación y se analizará cuando todos los representantes de este deporte en Río vuelvan al país. Su intención es seguir porque siente que tiene más para dar, aunque sabe que su continuidad no depende de él. “Nosotros arrancamos recién en septiembre del año pasado, no llegamos al año y quisimos plasmar en el juego cosas que veníamos pensando, pero esto lleva un proceso”.

Cuando Minadeo menciona la palabra proceso, apunta indirectamente a un ciclo lleno de interrupciones y contramarchas. El DT medallista de bronce en Pekín 2008 fue el quinto eslabón de una cadena de entrenadores entre 2013 y 2016 que confundió los lineamientos generales hacia los distintos planteles. “Y sí, se paga tener tantos técnicos –admitió–. Yo creo en los procesos en todos los deportes y, por distintas circunstancias, se fueron cambiando los conductores. Ahora es el momento de replantear las cosas, pero no solo debe apuntarse al seleccionado mayor, sino también a lo formativo para proyectar dos ciclos olímpicos”.

Al margen de cuatro jugadoras que llegaron lesionadas a Río 2016 , la autocrítica que hizo Minadeo se relacionó con una excesiva serie de amistosos previa a los Juegos. “Quizá eso nos afectó, pero llegamos acá con las mejores ilusiones y a la búsqueda de un podio”. Ya desde la derrota inicial ante Estados Unidos, el equipo quedó tocado en el aspecto anímico. “Continuamente hubo que levantar al grupo. Esto es un juego y los contrarios nos ganaron”.

Esté o no al frente a partir del próximo ciclo, el ex asistente de Sergio Vigil cree que no se trata de iniciar un recambio, sino de ensanchar la pirámide. “Hay que agregar jugadoras y generar una base más grande para después tener la chance de elegir y que todas las chicas se muestren. Ahora debe hacerse un análisis frío de toda esta situación”.

Lógicamente, el golpe fue durísimo para todas las Leonas; ninguna ocultó el llanto después del adiós ante Holanda, el mismo rival que fijó una barrera infranqueable en estos últimos cuatro Juegos. Se verá cuál es la decisión de varias jugadoras experimentadas; en la arquera Belén Succi se ciernen algunas dudas respecto de su continuidad. A todas luces, las Leonas deben reinventarse.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.