Jaguares-Lions, Super Rugby 2016: la franquicia argentina se despidió del torneo con una buena victoria por 34-22

Super Rugby 2016 Fase de grupos
Jaguares

Jaguares

Lions

Lions

En el estadio de Vélez, derrotaron a uno de los mejores equipos de la competencia, que viajó a Buenos Aires con mayoría de suplentes; la base del equipo nacional ya piensa en el Rugby Championship que afrontará con los Pumas
Alejo Miranda
(0)
16 de julio de 2016  • 20:29

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

En la última media hora del partido, por fin los Jaguares pudieron imponer su juego para dar vuelta un desarrollo adverso y despedirse de su primera temporada con sensaciones positivas. El balance global indica 4 victorias y 11 derrotas. La victoria por 34-22 ante un equipo alternativo de Lions permite redondear un cierre optimista, aunque no alcanza a maquillar una campaña con más sombras que luces. Lo más auspicioso es que le permite a este grupo de jugadores sumar confianza para la segunda mitad del año, ya con la camiseta de los Pumas.

El desarrollo del partido puede tomarse como una semblanza de lo que fue esta primera experiencia para los Jaguares en el Super Rugby : un comienzo apagado e impreciso, una mejoría sobre el final para terminar con una sonrisa, pero un balance global negativo.

El scrum y el punto de contacto, ítem éste en el que se lucieron Facundo Isa y Tomás Lavanini , resultaron los fundamentos a partir de los cuales los Jaguares dieron vuelta un partido que se había hecho cuesta arriba (12-22 con tres tries a cero al inicio del segundo tiempo), consecuencia en buena medida de la inconsistencia defensiva.

Pero a partir del try de Isa a, la figura del partido, los 10 minutos del segundo tiempo desde la base de un scrum en ataque, los Jaguares se convirtieron en protagonistas absolutos del partido. Dominaron las formaciones fijas, apuntalaron con los forwards y tuvieron algunos contraataques lúcidos, especialmente por intermedio de Santiago Cordero . Así se sucedieron otros dos tries, uno más vía scrum (try-penal) y otro un pick-and-go capitalizado por Matías Alemanno . Una buena excusa para que los 10.242 espectadores que estuvieron en Vélez se llevaran algo más que fuegos artificiales.

Para Lions, que dejó a sus 15 titulares descansando en Sudáfrica, la derrota le costó perder la cima de la general y no sólo no se aseguró la localía hasta la final, sino que en cuartos de final recibirá a un peso pesado como Crusaders. Hurricanes-Sharks, Stormers-Chiefs y Brumbies-Highlanders son los otros cruces, a jugarse entre viernes y sábado próximos.

Así y todo, queda también una buena cantidad de cosas por rescatar. No sólo el aprendizaje de cómo jugar este torneo, algo que recién redituará en 2017, sino más bien una gran experiencia para muchos jugadores. Cabe esperar que el crecimiento individual y colectivo permee hacia el seleccionado nacional. Además, un buen número de jugadores jóvenes hizo sus primeras armas en un rugby de altísimo nivel.

Para los Jaguares, la despedida será hasta febrero próximo. La mayoría de los jugadores, no obstante, se reencontrará unido por otros colores: el celeste y el blanco. Se avecina el Rugby Championship (arrancan el 20 de agosto), y la victoria ante Lions sirve como bálsamo para llegar con el ánimo en alza y recuperar la mística que los Pumas habían conseguido en el Mundial para llegar a semifinales.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.