Juan Ignacio Londero hace historia en Roland Garros: llegó a octavos de final y lo espera Nadal

Fuente: AP
(0)
31 de mayo de 2019  • 14:54

Difícilmente Juan Ignacio Londero pueda entender todavía el 2019 que está viviendo. El cordobés sorprendió al mundo del tenis en febrero, cuando se consagró en el ATP 250 de su provincia. Paso a paso, en su primer año dentro del circuito, Topo escribe su propia historia en este deporte. Así, esta temporada llegó a Paris para disputar su primer Grand Slam. Y allí, en el polvo de ladrillo de Roland Garros, Topo venció al local Corentin Moutet por 2-6, 6-3, 6-4, 5-7 y 6-4 y se metió en la segunda semana. Ahora en octavos de final lo espera nada menos que Rafael Nadal.

"Todo esto es increíble, es el partido que más sufrí en mi vida. En el segundo set se me aflojaron las piernas y sentí que me desmayaba. Ya en el quinto empecé a sentirme mejor, con más energía, no sé si todo esto es un milagro. Me apoyé en la gente, en mi entrenador, en el que veía. Buscaba fuerzas de todos lados", confesó Londero a ESPN a pie de cancha. "El cruce con Nadal va a ser al palo, desde el minuto uno hasta el último", agregó.

Londero, 78° del ranking mundial, edificó su triunfo en 3 horas y 28 minutos de juego. Para ambos era una oportunidad dorada de meterse en la segunda semana del Grand Slam parisino. Una situación infrecuente para dos tenistas más acostumbrados a dar batalla en el circuito challenger. Con este triunfo, Londero se aseguró un premio de 243 mil euros y 180 unidades para el ranking, lo que le servirá para trepar al lugar 56º aproximadamente.

Fuente: AFP

En una jornada de duelos argentinos contra tenistas locales (Leonardo Mayer y Nicolas Mahut, el otro), el cordobés comenzó a sentirse cómodo a partir del segundo set. En el primero, Moutet, de 20 años, se mostró más firme desde el fondo (11 tiros ganadores) y aprovechó la mayor cantidad de errores no forzados de su rival, 12 contra apenas 4 del francés.

Sin embargo, Londero se sobrepuso y trabajó mucho desde el fondo para llegar a la igualdad. "¡El Topo tiene aguante!", se escuchaba en una de las tribunas de la cancha 14. El segundo parcial (6-3) fue mucho más parejo de lo que indica el tanteador: 29 puntos ganados por el argentino contra 27 de Moutet. De hecho, Londero volvió a cometer más errores no forzados, 10 frente a 9 de su adversario.

Ya en el tercer set, Londero ajustó mejor su tenis, definió con autoridad y aprovechó la inercia favorable. Topo bajó la cantidad de errores y varios de esos juegos fueron cerrados con solidez en su saque. Moutet, un zurdo de buenos impactos y variantes que ganó su primer punto ATP a los 14 años (en un future en República Dominicana en 2014) contó con el aliento de su gente: "¡Corentin, Corentin!", bajaba de las gradas.

Fuente: AFP

En el cuarto parcial hubo un momento clave: Moutet quebró, tomó distancia 4-2 y parecía encaminar el compromiso al set decisivo, pero Londero sacó a relucir su actitud, devolvió el rompimiento y extendió el set. A pura defensa, el argentino no se entregó y recobró la confianza. Sin embargo, el francés acertó cada una de sus devoluciones en el 6-5 (en varias de ellas Londero quedó parado) y estiró el juego. A esas alturas, Moutet lucía exaltado en los festejos de cada uno de sus puntos ganados.

Ya en el quinto set, Londero quebró el saque del francés en el quinto juego. No obstante, en el game siguiente Moutet -que además de jugar al tenis toca el piano- recuperó con uno de los mejores puntos del día: llegó exigido a una pelota y sacó un tiro ganador formidable que pasó por el costado de la red.

Fuente: AFP

Con más de tres horas de juego los nervios envolvieron a los protagonistas. Londero leyó bien las intenciones del local y volvió a tomar el servicio de Moutet (4-2). Con confianza y a pura derecha, el argentino se soltó un poco más. Y si los quiebres se confirman una vez que se gana el servicio propio, el cordobés lo hizo.

El cierre fue a puro palo, incluso con varias jugadas discutidas. Los puntos largos eran para Londero y los cortos quedaban para el Nº 110 del mundo. La duración del último game, más de 10 minutos, apenas fue una muestra de lo vivido. Un saque ganador le dio la victoria a Londero, que se desplomó en el polvo de ladrillo de la cancha 14. Como premio, ahora, lo espera Nadal, en el estadio Philippe Chatrier. Para el cordobés será un sueño más.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.