Julián Pinzas fue el abanderado argentino en un emotivo adiós