Chiqui Tapia ganó más poder en la AFA pero River volvió a mostrarle sus dientes: perlitas de una tarde en Ezeiza

El presidente de la AFA consiguió que se amplíe a tres períodos la posibilidad de ejercer ese cargo
El presidente de la AFA consiguió que se amplíe a tres períodos la posibilidad de ejercer ese cargo Fuente: AFP
Alejandro Casar González
(0)
12 de diciembre de 2019  • 21:12

"¿Alguna abstención?", preguntó Gustavo Lorenzo, el gerente de Relaciones Institucionales de la AFA. Uno de los 44 asambleístas que habían sido convocados en el estadio de futsal del predio de Ezeiza levantó la mano. Era Jorge Brito, vicepresidente de River. El club millonario se opuso a un tema puntual que la AFA gobernada por Claudio Tapia había puesto en el orden del día de la Asamblea: la eventual re-reelección del presidente y los demás integrantes del comité ejecutivo. Hasta ahora, y desde diciembre de 2014, el presidente de la AFA solo podía estar al frente de la entidad por dos períodos. Desde hoy, podrán ser tres.

Por más que muchos asambleístas se sorprendieron al ver la mano levantada de Brito, Tapia lo sabía desde el comienzo de la tarde. Había recibido un mensaje del banquero en el que le sustentaba su postura que, en definitiva, era la del presidente de su club, Rodolfo D'Onofrio, y toda la comisión directiva. La iniciativa de la re-reelección tuvo la abstención de River y la ausencia de San Lorenzo, dos clubes que mantienen una especie de acuerdo político y, hasta ahora, están afuera de la AFA. De hecho, ninguno de los dos integra el comité ejecutivo.

Jorge Brito llevó la voz discordante de River
Jorge Brito llevó la voz discordante de River Crédito: @JorgeBrito

A San Lorenzo y River pareció hablarles Tapia al comienzo de la Asamblea ordinaria, que sirvió para confirmar la posibilidad de permanecer en el poder hasta marzo de 2029 (asumió en el mismo mes de 2017), si es que gana las dos próximas elecciones. "Ojalá que logremos trabajar de esta manera con el paso del tiempo. Y que quienes hoy no acompañan la gestión, la acompañen", dijo el presidente de la AFA antes de empezar con el orden del día, que tenía sus puntos más salientes reservados para el final. Tapia celebró el balance con superávit (casi $65 millones), las 20 obras finalizadas durante su gestión y, sobre todo, tener a todos los seleccionados "funcionando".

Además de consagrar los tres mandatos de su presidente y del resto del comité ejecutivo, la AFA también incorporó a su asamblea a tres grupos de interés: fútbol femenino, futsal y fútbol playa y a los ex futbolistas, ex árbitros y ex directores técnicos. Serán tres asociaciones, que tendrán voto a partir del año próximo. Eso hará que la asamblea cambie su composición y pase de 43 a 46 integrantes. Si se tienen en cuenta los descensos desde la Superliga a la Primera Nacional que habrá en los próximos años, la máxima categoría pasará de tener 22 representantes en la temporada 20/21 a 20 en la 23/24. Así, de la mayoría absoluta actual (22 miembros sobre 43, es decir, el 51%), la Superliga bajará hasta los 20 miembros sobre 44 totales en 2024 (45%).

Las perlitas de la tarde

  • El nombramiento de la hija de la ministra. El punto 10 del orden del día establecía el nombramiento de dos integrantes del tribunal de Disciplina de la AFA. Para el cargo, la AFA nominó a María Clara Mitjans Losardo. Se trata de la hija de Fernando Mitjans, que preside ese tribunal de la AFA, y Marcela Losardo, flamante ministra de Justicia de la Nación. María Clara tiene 25 años, es abogada recibida en la Universidad de Buenos Aires y trabaja en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.
  • El divertido recuerdo del 38 a 38. Después del primer ingreso de los asambleístas al cuarto oscuro, el gerente de Relaciones Institucionales (que condujo la Asamblea) afirmó con algo de timidez: "Tendría que haber 41 sobres". El potencial remitió sin escalas a aquella tarde de diciembre de 2015 en que la elección entre Luis Segura y Marcelo Tinelli terminó 38 a 38. "Va a haber 38 a 38", lo tranquilizó una de las veedoras de la Inspección General de Justicia (IGJ). A continuación, contaron uno a uno los sobres. Hasta que llegó la confirmación: "Hay 41 sobres". Hubo un aplauso cerrado y sonrisas de Claudio Tapia.
  • Los dos olvidados a la hora de votar. "¿Falta alguno?", preguntó el conductor de la Asamblea. Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, levantó su mano y miró a los costados. Se habían olvidado de él. "Perdón, Doc", se disculpó Gustavo Lorenzo, el hombre que tomó el micrófono y condujo la Asamblea. La historia volvió a repetirse la segunda vez que los asambleístas debieron ir al cuarto oscuro. Esta vez, le tocó a Ricardo Carloni, vicepresidente de Rosario Central. Inmediatamente, el dirigente rosarino recibió su sobre y procedió a votar.
  • El dirigente rezagado. La Asamblea comenzó con tres representantes menos: ni San Lorenzo, ni Gimnasia y Esgrima La Plata ni Boca estaban en el estadio de futsal del predio de Ezeiza. Los platenses no tuvieron enviado por el problema político que vive el club (su presidente, Gabriel Pellegrino, sí presenció el acto). Los dos designados por el Ciclón (Matías Lammens y Roberto Álvarez) nunca llegaron. Sí lo hizo Darío Richarte, exvicepresidente tercero de Boca, aunque casi una hora después de la hora pautada para el comienzo de la Asamblea.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.