De Alemania a La Falda: la hija del "Ángel rubio" Schuster quiere jugar en la selección argentina

Rebecca Schuster, jugadora de River Plate de La Falda, Córdoba
Rebecca Schuster, jugadora de River Plate de La Falda, Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
8 de julio de 2019  • 07:00

CORDOBA. Tiene una muy marcada tonada cordobesa, disfruta del mate dulce y de los asados que probó por primera vez cuando su papá jugaba con Diego Maradona en el Barcelona. A los 31 años, Rebecca Schuster, hija del exjugador alemán Bernd Schuster -"El ángel rubio"- afirma que es "feliz" en La Falda ( Córdoba ), donde formó su familia y donde juega en River Plate y, desde hace poco, también la Selección de Punilla.

Rebecca Schuster, hija del alemán Bernd Schuster, juega fútbol en River Plate de La Falda, Córdoba
Rebecca Schuster, hija del alemán Bernd Schuster, juega fútbol en River Plate de La Falda, Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Se siente tan cómoda y contenida que hace seis años que no ve a su familia: "El amor y el cariño que me brindó la Argentina me llena, estoy muy bien. No esperaba regresar al fútbol después de dejarlo hace una década por una lesión; pensé en hacerlo tranquilamente pero ya estoy en el club y en la Selección".

"La Gringa" juega como volante externo o delantera y espera poder sumar "muchos goles". Comenzó a los 13 años en Alemania donde, subraya el fútbol femenino es "muy fuerte y desarrollado" y al poco tiempo estaba en la primera del Colonia . Después siguió en St Louis ( Estados Unidos ), a donde se fue a estudiar.

Una lesión de rodilla le abrió la encrucijada entre operarse o completar su carrera de contadora. Su papá, entonces dirigía el español Getafe , y allí hizo la rehabilitación pero resolvió volcarse al estudio. "El fútbol da para tener una casa, moverse pero no es tan fuerte para garantizarse el futuro, así que me retiré del profesionalismo, pero siempre seguí jugando", cuenta a LA NACION.

Su vida está marcada por el fútbol. Nació en Barcelona, cuando jugaba su papá; de allí se fueron a Madrid cuando él pasó al Atlético y a los cinco años regresaron a Alemania. La menor de cuatro hermanos, asegura que fue la que resistió "a las presiones de ser la hija de un crack; mis hermanos se cansaron, todos creían que tenían que ser muy buenos".

Rebecca Schuster, hija del alemán Bernd Schuster, juega fútbol en River Plate de La Falda, Córdoba
Rebecca Schuster, hija del alemán Bernd Schuster, juega fútbol en River Plate de La Falda, Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

"Tuve la fuerza alemana para seguir", repite. Como familia, acompañaron siempre a Schuster. "Íbamos a la cancha, a las prácticas -donde jugábamos con los compañeros-, a las concentraciones. Siempre con él; el año pasado dirigió en China y todos los domingos veía los partidos por internet y seguía todo por Instagram", describe.

Hace seis años la visita a una amiga a Santiago de Chile definió su presente. Se iban a Antofagasta a visitar un familiar cuando en el aeropuerto se cruzó a Juan Carlos Maldonado, futbolista cordobés radicado en Chile . "A partir de ahí creció todo; nos quedamos allí porque él tenía contrato; después a Bolivia porque jugó en Oriente Petrolero ; después en La Serena hasta que nos instalamos en La Falda", repasa.

Rebecca es mamá de Sami, quien juga los sábados; ella entra a la cancha el domingo al mediodía y su marido, a las 16. "Es todo fútbol; en esta familia somos fanáticos", dice y recuerda que cuando fue a anotarse al club el hombre -al escuchar su apellido- le comentó "como 'El ángel rubio', una gloria del Barcelona" y ella le respondió que era su papá. "Me miró extrañado, no lo podía creer. Es un fanático de mi papá. Cuento poco, no soy mucho de decir".

Rebecca Schuster, junto a su esposo, el ex jugador de Belgrano de Cordoba Juan Carlos Maldonadoy sus hijos, en el club River Plate de La Falda, Córdoba
Rebecca Schuster, junto a su esposo, el ex jugador de Belgrano de Cordoba Juan Carlos Maldonadoy sus hijos, en el club River Plate de La Falda, Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Admite que, de chica, no era consciente del ambiente en que se movía. "Uno no piensa tanto, está acostumbrado. En mi casa siempre me enseñaron no olvidar de dónde vengo, de dónde salí; esos son los valores que nos enseñaron. Mi papá era así, de jugar para el resto, de dejar todo por la camiseta y eso aprendí porque eso es el fútbol, un deporte de equipo", insiste.

Schuster conserva su amistad con Maradona y Rebecca recuerda que iban a comer asados a la casa de Diego en Barcelona. "Siguen siendo amigos, es lo que deja el deporte. No sólo con Maradona; también con otros con los que ahora juega al golf o se juntan para comer".

Rebecca Schuster, hija del alemán Bernd Schuster, juega en River Plate de La Falda, Córdoba
Rebecca Schuster, hija del alemán Bernd Schuster, juega en River Plate de La Falda, Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Con toda naturalidad comenta que cuando su padre dirigió el Real Madrid, se cruzaban y se reunían con Raúl y con David Beckham : "Los saludaba, los veía porque yo me metía por todos lados pero -como con Diego- no era consciente de que eran cracks. La gente los ve como de otro planeta, pero me acuerdo que había días que los llevábamos porque estaban sin auto, porque la mujer de Raúl se lo había llevado al colegio".

Cuando no juega al fútbol, Rebecca y su familia disfrutan viéndolo. Aunque es de Boca , admite que le gusta "mucho cómo juega River , aunque ahora me vayan a 'matar' porque lo digo". También sigue al Barcelona por "(Lionel) Messi " a quien admira igual que a Cristiano Ronaldo . "Hacen que el fútbol parezca fácil", resume.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.