Las rutinas de Roger Federer en Wimbledon: tenis y lujos para avanzar a cuartos

Roger Federer y el público de Wimbledon, un romance eterno
Roger Federer y el público de Wimbledon, un romance eterno Crédito: Jonathan Brady / DPA
Matías Baldo
(0)
9 de julio de 2018  • 13:31

LONDRES.- Ya es una rutina en Wimbledon : Roger Federer entra en la cancha central del All England y en menos de dos horas entierra la efímera ilusión que su rival de turno había construido en torno a un posible batacazo. Este lunes le tocó al francés Adrian Mannarino , 22º preclasificado del torneo, asumir el rol de víctima: 16 minutos después lanzar la primera pelota al aire para impactarla con su servicio, ya había perdido el primer set por 6-0.

"A veces necesitamos tiempo para entrar en el partido y no estamos jugando en nuestro mejor nivel, pero es suficiente contra rivales promedio. Pero contra Federer tenés que jugar muy bien desde el principio. Lo que pasa con Roger es que te está haciendo trabajar todo el tiempo, no concede ningún punto. Tenés que jugar bien desde el comienzo, te lo hace muy duro desde que arranca", explicó el francés en la conferencia de prensa posterior.

Mannarino decoró el resultado final durante los siguientes dos parciales pero no fue suficiente: Federer se impuso por 6-0, 7-5 y 6-4 en una hora y 45 minutos y avanzó a los cuartos de final del Grand Slam londinense. El próximo rival de Federer surgirá del choque entre el francés Gael Monfils y el sudafricano Kevin Anderson (8°). El suizo, ocho veces campeón, busca el 9° festejo en el All England y su 21° Grand Slam.

Fue un día más en su oficina para el suizo. En busca de su noveno título sobre el césped del All England, hilvanó su 32º set consecutivo –no pierde uno desde las semifinales de 2016 frente al canadiense Milos Raonic y está a dos del récord que estableció entre 2005 y 2006– y extendió a 81 games su racha sin sufrir quiebres.

Roger Federer al ataque en la cancha central del All England
Roger Federer al ataque en la cancha central del All England Crédito: Jonathan Brady / DPA

Será la 16ª presencia del número 2 del mundo en los cuartos de final del certamen, quien se ausentó en solo dos oportunidades desde que en 2001 alcanzó por primera vez dicha instancia: en 2002, cuando cayó en la primera rueda frente al croata Mario Ancic, y en 2013, cuando el ucraniano Sergiy Stakhovsky lo eliminó en la segunda etapa.

Federer concedió apenas cinco puntos durante todo el primer set. En el segundo, tuvo tres oportunidades de quebrar el servicio de Mannarino, pero el francés logró escaparse, envión que impulsó la paridad que se mantuvo hasta el 12° game. En el tercer set, el francés dispuso de dos chances de quedarse con el saque del suizo, pero Federer sostuvo, volvió a quebrar y cerró el partido en cero para que la Catedral, rendida a sus pies, volviera a estallar en su enésima ovación.

El punto final y el festejo de Roger Federer

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.