Lisandro López, ese "jugador de clásicos" que enamoró al hincha de Racing

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Nicolás Zuberman
(0)
6 de febrero de 2020  • 23:59

Entre los distintos cimientos que fue poniendo Lisandro López en su escalera al cielo del idilio racinguista, acaso el más firme de todos sea su condición de jugador de clásicos: la víctima preferida del capitán del Racing es Independiente, al que le convirtió seis veces en diez partidos. El goleador que debutó en 2003 en la Academia, fue dos veces máximo artillero del campeonato (Apertura 2004 y Superliga 2019) y levantó dos títulos (Superliga 2019 y Trofeo de Campeones 2019) pero sobre todo se ganó el corazón de los hinchas con sus actuaciones ante el Rojo.

Por primera vez en la semana, el jueves Lisandro López se entrenó a la par de sus compañeros. El último goleador de la Superliga arrastraba una sobrecarga muscular en el gemelo interno de la pierna izquierda que lo llevó a estar en kinesiología durante lunes y martes. De todos modos, si continúa con esta evolución, el domingo a las 19:40 estará disponible para jugar. Se sabe: Independiente no se trata de un partido más ni para Racing ni para Lisandro.

Ya en su primera etapa en el club, antes de la venta al Porto, Licha había demostrado ser de esos delanteros que dan un plus en los partidos definitivos. En la victoria de Racing por 3 a 1 ante Independiente, en el Clausura 2004, marcó el tercer gol definitivo. Y al Clausura siguiente se repitió el mismo resultado, también con López como el jugador que definió el partido.

Pero aquello que había germinado antes de la larga aventura por Europa, Qatar y Brasil lo terminó de cosechar en su regreso a Avellaneda en 2016. El primer tanto desde su vuelta fue un indicio de lo que le esperaba en el club que lo formó: como visitante, dibujó una chilena inesperada en la última jugada del partido para dejar el clásico en empate 1 a 1, cuando todo pintaba para festejo del local. Aún se ríe López cuando le recuerdan ese gol: "Ni en un entrenamiento, ni en inferiores, ni en mi pueblo había tirado una chilena". Y reconoce que de los seis goles en sus 10 partidos es el que más le gustó.

En 2016 terminó de sacar su carnet de experto en clásicos. Tras una semana que lo había tenido como protagonista con una conferencia de prensa jugosa en la que criticó la actuación que venía mostrando el equipo, fue el estandarte de una clara victoria por 3 a 0. Marcó el primer gol con un bombazo de afuera del área y luego también el tercero, de penal.

La última vez que la Academia recibió a su rival de toda la vida fue en noviembre de 2017. Lisandro fue suplente por decisión de Diego Cocca, que no quiso modificar la formación del equipo que venía de ganarle a Boca, en la Bombonera. Con Licha en el banco, el Rojo se llevó el triunfo. Y a los pocos días Cocca renunció. El peso del capitán en los clásicos también se puede medir con su ausencia. Por eso, más allá de la lupa sobre las decisiones de Beccacece, esta semana el tema en la mitad celeste y blanca de Avellaneda es cómo evoluciona López de la fatiga muscular con la que terminó el partido del sábado pasado, ante Argentinos.

El último antecedente es acaso el más significativo en el historial personal de Lisandro ante el Rojo. En febrero pasado, Racing ponía a prueba su condición de puntero en el Libertadores de América. Con el partido 1 a 1, pateó con convicción el penal que le devolvió la ventaja a la Academia. Y ya en el descuento protagonizó una corrida que luego se volvió mítica: dejó en el camino al arquero Campaña con un autopase y le sirvió el gol a Zaracho. "Que de la mano/ de Licha López/ todos la vuelta vamos a dar", cantó el plantel en el vestuario de la cancha de Independiente aquella noche. Aunque el título llegó casi seis semanas después, muchos confesaron que después de aquel triunfo se sintieron campeones.

A punto de cumplir 37, con contrato hasta mediados de 2020, el de este domingo puede ser el último clásico de Lisandro López. Su renovación, repite, dependerá de su vigencia, del contexto del equipo y de cómo se siente en la cancha. Algunas de esas respuestas pueden empezar a vislumbrarse nada menos que en el clásico.

Ficha personal:

Edad: 36 años (2-03-83).

Clubes: Racing - Porto (Portugal) - Olympique de Lyon (Francia) - Al Gharafa (Qatar) - Inter de Porto Alegre (Brasil) - Racing.

Partidos jugados en toda su carrera: 592.

Goles: 244 (0,41 por encuentro).

Partidos jugados en Superliga 19/20: 14.

Goles: 4 (0,29 por encuentro).

Títulos obtenidos: Campeón de Liga en Portugal (2005/06, 2006/07, 2007/08, 2008/09), Campeón Copa Portugal (05/06, 08/09), Campeón Supercopa de Portugal (2006), Copa de Francia (2011/12), Supercopa de Francia (2012), Campeonato Gaúcho (2015), Superliga Argentina (2018/19), Trofeo de Campeones (2019) .

Logros individuales: Máximo goleador Apertura 04, Liga de Portugal (07/08), Copa de Francia (2011/12), Superliga 2018/19. Mejor jugador de la Liga de Portugal (2008), Liga de Francia (2010), Superliga (2019).

Historial en los clásicos: 4PG, 3 PE, 3PP (6 goles en 10 partidos)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.