Federico Grabich, el símbolo de la 'resurrección' de la natación argentina

Federico Grabich con sus diez medallas en el Sudamericano
Federico Grabich con sus diez medallas en el Sudamericano Crédito: Facebook Fede Grabich
Con diez medallas, cinco de ellas doradas, en el último Sudamericano en Mar del Plata, el santafecino es el referente de una disciplina que había tocado fondo en los últimos Juegos Olímpicos de Londres
Fernando Czyz
(0)
8 de octubre de 2014  • 12:06

La frase como pez en el agua es una de las más usadas en la jerga popular. Sin embargo, en el caso de Federico Grabich cobra aún más sentido porque el santafecino, oriundo de Casilda, es la persona que simboliza la 'resurrección' de la natación argentina.

Con sus diez medallas en el Sudamericano de Deportes Acuáticos que f inalizó el domingo en Mar del Plata, el 'Joven Maravilla' vive el mejor año de su vida que además de plasmarse en resultados le da vida a una disciplina que tocó fondo hace dos años en los últimos Juegos Olímpicos de Londres.

"La contratación del australiano Bill Sweetenham, como manager ha despertado a más de uno a la hora de entrenar. Era el momento de reaccionar porque transitamos uno de los peores momentos de la natación argentina. Luego de las irrupciones de Georgina (Bardach) y José (Meolans) , habíamos entrado en una meseta", analiza Grabich en diálogo con canchallena.com .

"Este torneo marcó un quiebre más que en el año en mi carrera porque si bien fui a Mar del plata con expectativas bastante altas, pensé que a la última jornada iba a llegar bastante cansado pero me sentí muy bien en el agua. Eso me permitió sumar tres títulos individuales y dos con los relevos, uno de ellos que hacía 26 años que no se lograba", comentó el santafecino de 24 años.

"Me fue mucho mejor que los Odesur (donde había logrado una medalla de oro y cinco de plata). El cambio más grande fue la condición de creer más en mí; me convencí en mis condiciones", contó Fede que comenzó a nadar en su Casilda natal a los 10 años.

En tiempo de analizar el equipo argentino y sus perspectivas, el 'Joven Maravilla' no oculta su satisfacción y expresa: "El grupo está muy bien y consolidado y hay mucho apoyo entre todos. En poco tiempo dejamos de ser un país con individualidades y pasamos a ser un equipo. En lo personal soy el más grande de la camada de jóvenes y eso tiene un cierto peso. Somos dos o tres los referentes, por resultados, que siempre estamos predispuestos para dar una mano. Me siento que puedo ayudar mucho a la selección".

Sin tiempo para distracciones, luego de su participación en el Sudamericano, el especialista en las pruebas de espalda y libre volvió al gimnasio y a la piscina para entrenar y buscar nuevos desafíos.

El casildense en la previa a su partida
El casildense en la previa a su partida Crédito: Facebook Fede Grabich

"Ahora se viene una gran prueba en los Panamericanos de Toronto, que es otro nivel y veremos cuántos logramos clasificar a los Juegos Olímpicos de Río. A fin de año iré al Mundial de Pileta corta en Doha, luego una semana de vacaciones para recargar pilas para un año muy importante", comentó.

"Tendremos dos concentraciones en febrero y junio con la selección en la altura (México o Ecuador), en marzo disputaré el torneo Argentino y luego competiré con alguno de mis dos equipos (el Sadabell español y el Botafogo brasileño) antes del gran desafío en los Panamericanos. Luego vendrá el Mundial de pileta larga en Kazan", finalizó

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.