Agulla, a horas de su último partido con los Pumas: "No soy de llorar, pero se me han escapado varias lágrimas"

Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
El wing le pondrá fin a una carrera de 10 años en el seleccionado argentino de rugby con el partido del tercer puesto en el Mundial ante Sudáfrica; "Ojalá pueda irme con el tercer puesto otra vez", sueña el jugador formado en Hindú
Jorge Búsico
(0)
29 de octubre de 2015  • 23:10

LONDRES.- Hay un par de imágenes en esta Copa del Mundo que definen a Horacio Agulla como un símbolo de los Pumas . Ambas con Juan Imhoff , el que se quedó con su puesto de wing titular. Una, siendo el primero en ir a abrazarlo en uno de los tries a Georgia. La otra, consolándolo cuando se iba rumbo al vestuario lesionado y entre lágrimas en la semifinal con los Wallabies . "En este último tiempo me tocó apoyar desde afuera. Es duro, pero fue un buen aprendizaje. El equipo somos los 31. Así lo aprendí cuando el titular era yo", resalta en la antesala de lo que él mismo define: "Ahora sí es el último partido con esta camiseta". Hoy, en el test por el tercer puesto ante los Springboks , en el Estadio Olímpico de Londres, el jugador formado en Hindú le pondrá fin a una carrera de 10 años en el seleccionado, con el que disputó hasta ahora 60 tests.

Agulla tiene estirpe ganadora. Es un jugador con ese don, producto esencialmente de una cabeza extraordinaria para afrontar instancias decisivas y para sortear dificultades, como un problema en una pierna que lo afectó desde niño. En esta década ha estado en prácticamente todos los triunfos importantes de los Pumas. De wing o de centro. Esa rubrica la estampó también en esta Copa del Mundo, la tercera que juega: en el único partido que entró de titular –ante Namibia, en Leicester- anotó un try y fue una de las figuras, al punto que lo designaron The Man of the Match.

-Disfruté cada instante de este Mundial como si fuera el último. Y el que más disfruté fue el partido con Namibia. No sabía si ese iba a ser verdaderamente el último. Me divertí en la cancha y al final sentí una felicidad como pocas veces. Fue muy especial. Ahora tengo otra oportunidad y ojalá pueda irme con el tercer puesto otra vez. Este es el segundo partido más importante que tiene cualquier jugador de rugby.

-¿Cómo estás viviendo estos días, los últimos en el seleccionado?

-Y.. yo no soy de llorar, pero se me han escapado varias lágrimas. Son momentos muy lindos y emocionantes. Haber podido jugar un partido por el Mundial y al final poder abrazarme con mis hijos y mi mujer es maravilloso. He vivido muchas cosas con este equipo y soy un agradecido. Yo ya tenía decidido que acá me retiraba del seleccionado, así que cada día fue especial.

-¿Cómo analizás el futuro de los Pumas?

-Hay un enorme futuro. Estos chicos juegan muy bien y tienen para dos Mundiales más. Y además llegan al seleccionado con un plan, sabiendo cada uno qué tiene que hacer adentro de la cancha. Yo voy a empujar ahora desde afuera, como debe ser.

Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco

Además del partido de hoy y del reciente título de Hindú, Horacio Agulla tiene otro motivo de alegría: su hermano, Belisario, capitán de los de Don Torcuato, firmó con los Newcastle Falcons y ahora lo tendrá cerca, ya que él tiene un año más de contrato con Bath. "Lo más lindo es que voy a estar con él y él con mis hijos. Y seguramente nos vamos a enfrentar por la Premiership. Quiero que quede claro que la única vez que nos enfrentamos, gané yo", enfatiza uno de los Pumas de Bronce. El encuentro en cuestión, por la Challenge Cup, fue cuando Belisario jugó en Agen. "Ese día jugamos los dos de wing y hubo tanto barro y lluvia que ninguno de los dos tocó la pelota", recuerda.

El fin de semana que Horacio jugó con Namibia, Belisario estuvo en la final de la URBA contra CUBA. "Mis padres estuvieron donde tenían que estar, apoyando a Beli y al club. Ahora vienen conmigo".

-¿Qué recuerdos te aparecen en estos momentos?

-Los primeros siempre son los de mi club. Allí es donde me enseñaron y ayudaron para llegar hasta acá. El primer partido en Primera con mi hermano, el primer título con el club y todos los momentos que he vivido con el seleccionado.

-¿Cómo sigue tu carrera?

-Tengo un año más de contrato con Bath y la idea es seguir después otra temporada más en Europa. Y después volver a Hindú.

El único triunfo importante que se perdió fue el de noviembre ante Francia, en París, ya que tuvo que viajar a Miami para el nacimiento de Horacio IV, su segundo hijo (Mila es la mayor). Debutó con Samoa en 2005 y al año siguiente, en su segundo test, ingresó en el único triunfo Puma en Twickenham. Quedarán en el recuerdo aquella intercepción que terminó en el try de Ignacio Corleto a Francia en el partido inaugural del Mundial 2007. O ese try a Irlanda, también en París, con el festejo de los deditos en modo play station. Como las victorias ante los Wallabies y los Springboks. Horacio Agulla transitará hoy los últimos minutos de una historia en la que se transformó en un símbolo.

El try de Agulla ante Namibia

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.