Gonzalo Quesada: frustración, orgullo y los jugadores que perderá para el próximo torneo

Gonzalo Quesada habló sobre las partidas de cuatro jugadores muy importantes
Gonzalo Quesada habló sobre las partidas de cuatro jugadores muy importantes Crédito: Prensa Jaguares
Juan Manuel Trenado
(0)
6 de julio de 2019  • 10:00

CHRISTCHURCH, Nueva Zelanda.- Fue difícil encontrar en sus gestos algún estado de ánimo. Gonzalo Quesada acaba de perder la final del Súper Rugby . Reconoció que entre los jugadores hubo lágrimas en el vestuario, y que la situación fue difícil, como en toda derrota y más en una instancia como esta. Pero tiene un autocontrol que lo hizo hablar con las mismas serenidad, seguridad y convicción que mostró después de las grandes victorias de Jaguares en este torneo.

"Estoy frustrado por el resultado, lógicamente, pero siento orgullo por este equipo. Sabíamos que iba a ser muy duro, que íbamos a tener que ser muy clínicos y aprovechar cada oportunidad. Ellos tuvieron una sola oportunidad de try. Las defensas, como en toda final, estuvieron muy fuertes. Que Crusaders termine pateando a los palos para ganarnos me deja el sabor de que tan lejos no estuvimos. Uno de los motivos de orgullo es que no nos quebraron. Parecía que iban a hacerlo, pero no lo consiguieron", dijo el entrenador de Jaguares.

Sobre el análisis del juego global, insistió: "En las finales las oportunidades son pocas. Las formaciones fijas son clave, y más con un clima y una cancha como los de hoy [suelo mojado y muy pesado]. Las posibilidades de las defensas son mejores que las de los ataques de encontrar espacios. Las dos defensas superaron a los ataques. Solamente nos marcaron un try desde una pelota-cajón después de un arranque por el ciego. Fue la única oportunidad desde fuera de las 22 que tuvieron. Dominaron el juego en el piso como saben hacerlo. Dentro de la regla y a veces un poco menos, pero lo hacen muy bien. Además, nos metieron mucha presión en el juego con el pie y no tuvimos la precisión que necesitábamos para exigir un poco más".

"Jugamos de visitantes ante Crusaders de igual a igual. No es por mediocre: como les dije a mis jugadores, hay que darle el valor que merece".

Sam Whitelock, el capitán de Crusaders, esperaba su turno para hablar en una carpa que funcionaba como sala de prensa. El segunda línea de Nueva Zelanda estaba apurado por cumplir el compromiso con los cronistas. Quesada intercambió alguna broma con él sobre el frío que hacía en el lugar, pero tuvo tiempo para una respuesta más y planificar algo a futuro. Para profundizar en una situación que lo obligará a reformular estrategias del equipo año tras año: los jugadores que parten rumbo al rugby europeo a raíz de mejores contratos.

¿Cómo hacer, en ese contexto, que la permanencia de Jaguares en este lugar de élite no sea un hecho aislado? "Tratamos de darnos las herramientas para que estas cosas sean un objetivo en nuestro trabajo y no una utopía. Somos conscientes de que de que todos los equipos mejoran año tras año. Nosotros tuvimos que encarar en este el desafío de reemplazar a Nico Sánchez, a Juan Hernández, a Leo Senatore. Y este año se nos van [Pablo] Matera, [Tomás] Lavanini, [Martín] Landajo y [Santiago] García Botta. Todos, jugadores muy importantes. Lo que me da más entusiasmo de Jaguares es la posibilidad de tener jugadores jóvenes y desarrollarlos para jugar en el mejor nivel posible. Ojalá nos clasifiquemos para la final otra vez. Pero que haya ocurrido este año no es garantía de nada. Hay que empezar a trabajar muy temprano para poder lograrlo", advirtió Quesada.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.