Los Jaguares renacieron con una goleada por 73-27 sobre Kings

La franquicia argentina apoyó 11 tries en el demoledor triunfo ante Southern Kings; fue la primera victoria como local y el punto final para una racha de siete derrotas consecutivas
Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
La franquicia argentina apoyó 11 tries en el demoledor triunfo ante Southern Kings; fue la primera victoria como local y el punto final para una racha de siete derrotas consecutivas
Agustín Monguillot
(0)
30 de abril de 2016  • 18:27

Fue la noche perfecta. En su regreso a casa, Jaguares goleó a Southern Kings por 73 a 27, sumó su primer triunfo ante su gente y cortó una racha de siete derrotas en fila en el Super Rugby . Desahogo total para la franquicia argentina, que no conseguía hacer pie en los últimos partidos.

Los argentinos sabían que estaban en deuda imponer condiciones desde el kick off. Dinámica de juego, control de pelota y manejo afinados para pasar por arriba a una de las franquicias más débiles del certamen. Una performance demoledora que incluyó 11 tries.

La maquinaria de Jaguares estuvo aceitada y atrás quedaron todas las dudas que se generaron luego de la extenuante gira por Nueva Zelanda y Japón, con un saldo negativo de cuatro derrotas. El primer try llegó al minuto con una soberbia definición de Juan Martín Hernández, que recibió pegado al touch y se sacó la marca con un sombrerito magistral.

Mientras Jaguares estuvo con todas las luces en ataque, Kings ofreció muchas licencias en defensa. Poco tackle y completamente desorganizado total para reposicionarse. Buena parte tuvieron que ver los argentinos, que a los 20 minutos ya ganaban 28 a 3 con tries de Cordero (rápido para explotar el espacio pegado a la formación), Senatore y Sánchez.

Nunca peligró la supremacía de los dirigidos por Raúl Aspirina Pérez. Cuando lo sudafricanos descontaron con un pick and go, el pack argentino tomó las riendas con el maul y el capitán Agustín Creevy anotó su try.

La prueba que le salían todas a esa altura quedó en el último try del primer tiempo, cuando Martín Landajo cacheteó la pelota con la marca encima y Nicolás Sánchez tiró un salteo teledirigido para Manuel Montero. Un premio para el wing, que se sobrepuso a una rotura de ligamentos y tuvo su bautismo de try en su segundo partido en el Super Rugby.

Kings siguió sin ofrecer resistencia y el festival de tries continuó en la segunda mitad. Matías Alemanno apoyó el suyo. Después, Emiliano Boffelli se reivindicó de su error en el final del primer tiempo (le interceptaron un pase que costó un try) y terminó siendo figura, primero con un try y luego con un jugadón para que Landajo también tuviera su oportunidad de aterrizar en el ingoal. Hasta Senatore se dio el gusto de completar su hattrick.

Contundente triunfo de Jaguares, que mostró un cambio total en actitud y rendimiento para llevarse su segunda victoria en el Super Rugby. En el debe quedará mejorar en lo defensivo; que Kings, un equipo que mostró limitaciones en todos los aspectos, le haya marcado cuatro tries es un aspecto a tener en cuenta, pero tampoco para preocuparse.

Ahora se vendrá una semana de descanso para recargar energías y afrontar el cruce con Sharks, una de las franquicias más fuertes de la competencia, también en el José Amalfitani. Por lo pronto, ya cumplió con una asignatura que tenía pendiente: ganar ante su público.

am/jld

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.