Los Pumas 2020. El mapa de situación: con torneo confirmado, pero sin protocolo de entrenamientos

Fuente: AP
Alejo Miranda
(0)
23 de julio de 2020  • 07:00

Los Pumas añadieron una pieza en el rompecabezas que es esta temporada cuando World Rugby oficializó este miércoles las fechas en las que se realizará el Rugby Championship, la única posibilidad de competencia en el horizonte 2020.

A través de un comunicado, el ente que rige los destinos del rugby mundial dispuso que el certamen anual en el que participa el seleccionado argentino, junto con las potencias del sur, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia, se desarrolle durante seis semanas consecutivas en un mismo país, entre el 7 de noviembre y el 12 de diciembre.

Esta determinación permite divisar mejor la foto final, pero no termina de completarla. Restan detalles importantes pendientes de resolución. Principalmente, la sede, aunque hay gestiones avanzadas para que sea Nueva Zelanda. Luego, el regreso a los entrenamientos, para lo que la UAR todavía no elevó un protocolo a las autoridades gubernamentales. Finalmente, la disponibilidad de los jugadores que actúan en Europa ante el corrimiento de la fecha original.

Nicolás Sánchez
Nicolás Sánchez Fuente: AFP

"Siendo que las restricciones de la Covid-19 siguen impactando en los viajes internacionales y cruces de frontera en el hemisferio sur, de forma excepcional el Rugby Championship 2020 se jugará íntegramente en un único país en un período reducido de seis semanas entre el 7 de noviembre y 12 de diciembre", reza el comunicado. "Se implementarán medidas especiales para lidiar con requerimientos gubernamentales respecto a cuarentenas previas al comienzo de la competencia".

La Sanzaar aportó una pieza importante el jueves pasado cuando comunicó que la decisión de realizar el Rugby Championship en Nueva Zelanda, país que está libre de coronavirus y que disfruta del rugby profesional con estadios llenos desde el 13 de junio. La unión neozelandesa elevó el pedido al gobierno nacional y obtuvo buena predisposición de parte del Ministerio de Recreación y Deportes, aunque todavía resta la aprobación final del gobierno y el diseño de los protocolos de seguridad sanitaria.

Todo indica que los seleccionados deberán llegar al país con anticipación y atravesar un período de unos 14 días de aislamiento en una "burbuja" sanitaria. Precisamente la Argentina y Sudáfrica son dos de los países donde el coronavirus se está propagando con mayor velocidad en la actualidad, y Australia atraviesa un rebrote luego de contenerlo inicialmente. No obstante, la oficialización de las fechas por parte de World Rugby indica que hay señales positivas para su concreción.

Tomás Lavanini
Tomás Lavanini Fuente: AFP

Al mismo tiempo, World Rugby delimitó el calendario para el hemisferio del norte. Entre el 24 y el 31 de octubre se jugará la fecha y fracción que queda pendiente del Seis Naciones (un encuentro de la cuarta y los tres de la quinta y última), certamen que se interrumpió en pleno desarrollo en marzo, y estableció un período para partidos internacionales entre los seleccionados del Seis Naciones y equipos invitados a Europa entre el 14 de noviembre y 5 de diciembre. Estos conjuntos serían Japón y Fiji.

La superposición de calendarios da por cancelada definitivamente la gira de los Pumas por el Viejo Continente, que todavía estaba pendiente de resolución. La Argentina tenía pactados test matches frente a Escocia, Inglaterra y Gales.

Regreso demorado

Una de las fichas más importantes es la del retorno a los entrenamientos. Desde la cancelación del Súper Rugby y la Súper Liga Americana ocurrida a mediados de marzo, los jugadores del seleccionado han podido entrenarse solamente de manera individual siguiendo los planes que impulsó el staff de los Pumas, excepto el caso de algunas localidades del interior donde la práctica del rugby sí fue habilitada, aunque todavía sin contacto. Pero no es el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde reside la mayoría de los convocados por el entrenador Mario Ledesma.

Mario Ledesma realizó una amplia convocatoria, pero todavía no está habilitado el regreso a los entrenamientos
Mario Ledesma realizó una amplia convocatoria, pero todavía no está habilitado el regreso a los entrenamientos Fuente: AFP - Crédito: Odd ANDERSEN

No obstante, la UAR todavía no presentó a las autoridades gubernamentales el protocolo para que el seleccionado pueda volver a practicar en conjunto, según fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes y de la Secretaría de Deportes de la Nación. Los tiempos apremian, ya que el trámite es engorroso: la UAR debe elevar el plan a la Secretaría, que lo revisa y lo eleva al Ministerio de Salud; éste le hace las observaciones pertinentes y el proyecto vuelve la UAR para que lo adecue, y luego pasa otra vez por los ministerios antes de recibir la aprobación final de parte del Poder Ejecutivo. Según explicaron desde Turismo y Deportes, este trámite demora entre una semana y 10 días si se actúa con celeridad.

Consultado para LA NACION, el preparador físico de los Pumas, Martín Mackey, estipuló que el tiempo ideal para iniciar los entrenamientos es de "12 semanas" previas al inicio de la competencia. Es decir, a mediados de agosto para el caso del Rugby Championship.

Ledesma anticipó en una conferencia de prensa a distancia, a principios de junio, la intención de establecer una "burbuja" sanitaria en alguna región del país donde estuviera habilitada la práctica del rugby.

La "burbuja" sanitaria en alguna ciudad del interior, una posibilidad que se evalúa para el regreso
La "burbuja" sanitaria en alguna ciudad del interior, una posibilidad que se evalúa para el regreso Fuente: Reuters

Una opción es afincarse en Casa Jaguares, el predio donde se entrenaba la franquicia argentina del Súper Rugby, en el norte del conurbano bonaerense. El seleccionado de seven pretendió instalarse allí pero todavía no recibió la aprobación de la municipalidad de Escobar, donde se ubica. Al tratarse de la suya de una disciplina olímpica, los Pumas 7s presentaron un protocolo y fueron autorizados a ensayar colectivamente, primero en el Cenard y actualmente en el circuito KDT. Eso sí: lo hacen todavía sin posibilidad de contacto físico, algo que será esencial en una etapa más avanzada de la preparación.

Los Pumas también deberían jugar algunos amistosos antes del Rugby Championship, idealmente tres, según Mackey. Sanzaar contempló la posibilidad de arribar con anticipación al país sede y sostener algún amistoso allí. También, algún encuentro entre los jugadores del propio seleccionado, a la manera del choque Norte vs. Sur que harán los All Blacks el 29 de agosto en el Eden Park, de Auckland.

La regla 9 y el Mundial

Otra de las piezas que resta colocar es la de la disponibilidad de los jugadores. En la convocatoria de 61 rugbiers que realizó Ledesma figuran 19 que actúan en las ligas de Europa, incluidos cinco que llegaron allá luego de que comenzara el desmembramiento de Jaguares. El certamen inglés retomará su actividad oficial el 15 de agosto, y el francés, el 4 de septiembre. La regla 9 de World Rugby obliga a los clubes a liberar a los jugadores para los seleccionados con miras al Rugby Championship, pero especifica que se debe hacerlo entre agosto y principios de octubre.

Nicolás Sánchez, actualmente en el Stade Francais, en París
Nicolás Sánchez, actualmente en el Stade Francais, en París Fuente: AP

Por ello, World Rugby aclaró en el comunicado que procurará corregir excepcionalmente esta situación: "La recomendación de cambiar temporalmente las ventanas de la regla 9 se presentará en una reunión virtual del Consejo de World Rugby el 30 de julio. Sujeto a aprobación, el calendario completo de partidos será anunciado oportunamente por las respectivas uniones y los dueños de las competencias internacionales. La regla 9 volverá a su normalidad después del 13 de diciembre".

El tema en el que no se expidió World Rugby es el del sorteo del Mundial Francia 2023, que luego de las elección presidencial ganada por el inglés Bill Beaumont contra el argentino Agustín Pichot, en mayo, había sido ratificado para después de la ventana de noviembre. Si esta decisión se mantiene, los Pumas tendrían sólo el Rugby Championship para progresar respecto a su 10º lugar en el ranking. De no quedar entre los mejores ocho, tendrán un 75% de posibilidades de caer en la zona con dos potencias, como ocurrió en Japón 2019.

Al rompecabezas del rugby argentino en su más elevado escalón todavía le faltan algunas piezas, pero la foto final empieza a vislumbrarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.