Los Pumas-Francia, Mundial de Rugby: el dolor de Emiliano Boffelli por el penal decisivo que falló en el final

Emiliano Boffelli pudo haber cambiado el resultado con un penal en los últimos minutos.
Emiliano Boffelli pudo haber cambiado el resultado con un penal en los últimos minutos. Fuente: Reuters
(0)
21 de septiembre de 2019  • 08:14

La bronca por el partido que se les escapó a los Pumas en su debut en el Mundial de Japón 2019 tomó la escena en el campamento argentino. Sin pasar por el vestuario ni tiempo para ejercitar un profundo análisis, los protagonistas hablaron ante las cámaras de televisión y dieron su visión sobre la derrota 23-21 con Francia.

Emiliano Boffelli se mostró triste, en su cabeza no paraba de repetirse la jugada del penal que falló. Sabe que si acertaba esa patada, la victoria quedaba del lado argentino, y eso resonará en su interior por un tiempo. "Quedó en mis manos. Uno se prepara todo el año para esto, uno sueña con tener esa última pelota y dar vuelta el resultado, y no se pudo", describió el full back. "Pensé que era la última pelota y la quise asegurar, por eso la potencia. No se dio. Me va a durar mucho la tristeza, pero no hay tiempo no podemos bajar los brazos. El grupo sabe lo que podemos hacer como equipo", agregó.

El resumen

Por el mismo camino fue el autor del primer try argentino, Guido Petti: "Nos dormimos, no tuvimos la pelota en la primera mitad del primer tiempo y eso se pagó caro. Ellos saben cómo entrarnos cuando no tenemos la defensa encaminada, y lo aprovecharon", apuntó el segunda línea. "Ahora hay que enfriar la cabeza y pensar en los tres partidos que nos quedan, esto es un Mundial y hay que dar batalla", apuntó.

El entretiempo fue una cachetada para tomar conciencia y salir a lo qué teníamos que hacer
Guido Petti

Agustín Creevy aún masticaba bronca. Intentaba buscar explicaciones, pero no las encontraba: "En el primer tiempo, sobre todo al final, erramos muchos tackles y eso nos costó caro. Si bien en el segundo tiempo pudimos levantar el partido, no nos alcanzó", señaló el primera línea.

La mirada del capitán francés

"Estoy orgulloso de mi equipo, fue muy duro el partido, pero sabemos que el que controla la pelota domina, y también que cuando jugamos así somos peligrosos. En el primer tiempo tuvimos la pelota y fuimos mejores, y si bien en el segundo tiempo no la tuvimos, y eso fue duro, pudimos controlar el partido", analizó Guilhem Guirado, feliz.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.