Matías Moroni, otro de los backs que generan la chispa que enciende a Jaguares

Matías Moroni corre hacia su try, el decisivo para pasar a la semifinal del Súper Rugby; el centro, convertido en wing por necesidad, fue la figura del partido frente a Chiefs.
Matías Moroni corre hacia su try, el decisivo para pasar a la semifinal del Súper Rugby; el centro, convertido en wing por necesidad, fue la figura del partido frente a Chiefs. Crédito: Rodrigo Néspolo
Alejo Miranda
(0)
22 de junio de 2019  • 12:46

Tackleó, luchó, se peleó, hizo el try de la victoria, recuperó la pelota que sentenció el partido. Por todo eso, pero más por lo que contagió con su actitud, Matías Moroni fue la figura de Jaguares en la emotiva victoria por 21-16 sobre Chiefs, que depositó al equipo argentino en una semifinal del Súper Rugby por primera vez en su historia de cuatro años.

Iban 10 minutos del segundo tiempo del cuarto de final contra el conjunto neozelandés en Vélez y Jaguares perdía por 16-8. El partido era una verdadera batalla, en la que Jaguares se plantaba de igual a igual pero Chiefs dominaba, manejando el partido, jugando en terreno ajeno. Solamente la gran defensa de los argentinos, apretados contra su in-goal, evitaba una diferencia mayor. Pero Jaguares no lograba desplegar el juego que lo caracterizó a lo largo de la temporada. La situación era compleja y parecía que la mayor jerarquía de los oceánicos, jugando su octava serie de playoffs consecutiva, prevalecería.

Pero Jaguares tiene un arma secreta, que no se enseña ni se entrena: la garra. La garra se contagia. A partir de ese momento y hasta el final del encuentro, el equipo negro y naranja se impuso gracias al corazón. Y el abanderado de esa lucha fue Tute Moroni.

¿Por qué ganó Jaguares? "Por la defensa y la actitud del segundo tiempo", respondió Moroni en diálogo con ESPN (no pasó por la zona mixta de los vestuarios a pesar de que fue la figura). "Creo que el que bajaba los brazos iba a perder, y este equipo nunca bajó los brazos hasta el último minuto, haciendo bandera de la defensa", añadió el back.

En la conferencia de prensa, Gonzalo Quesada resaltó reiteradamente la importancia del carácter que mostraron sus dirigidos para sacar adelante la misión. "La parte psicológica y el manejo de la cabeza son algo que me apasiona. En un momento el partido no venía. Lo sentimos todos. Podíamos, tranquilamente, como pasó con Stormers, sentir que el partido se nos iba. El mérito fue hacernos fuertes en momentos clave, y cuando sentimos que el partido venía, meterlos a ellos bajo presión, hacerlos sentir también la presión. El efecto mental fue fundamental", explicó el entrenador.

Centro por naturaleza, wing por necesidad, el jugador surgido de CUBA fue la chispa que encendió a Jaguares cuando la situación era más complicada. Un par de tackles que hicieron retroceder al portador de la pelota y una trifulca contra el bestial Brodie Retallick bastaron para levantar a sus compañeros. A partir de entonces se vio lo mejor de Jaguares.

Moroni logró el try merced a una gran jugada de varias fases que terminó con Jaguares ensanchando la cancha para generar superioridad numérica en la punta. Y Tute hasta tuvo la inteligencia de correr hacia la hache para facilitar la conversión de Joaquín Díaz Bonilla.

"Tute" se zambulle para apoyar en el in-goal, mientras el octavo de Chiefs, Pita Gus Sowakula, le raspa un brazo con los tapones. El back surgido en CUBA, que se molestó con el rival, levantó a Jaguares con esa conquista.
"Tute" se zambulle para apoyar en el in-goal, mientras el octavo de Chiefs, Pita Gus Sowakula, le raspa un brazo con los tapones. El back surgido en CUBA, que se molestó con el rival, levantó a Jaguares con esa conquista. Crédito: Rodrigo Néspolo

Era 15-16 y todavía no alcanzaba. Pero el embate se mantuvo y Jaguares se sostuvo en ataque. Tuvo posibilidades de marcar más tries, pero debió conformarse con dos penales. Suficientes para pasar al frente (21-16).

Quedaban 20 minutos, jugados con el cuchillo entre los dientes. Hubo posibilidades para los dos, pero prevalecieron las defensas. Jaguares terminó jugando cerca del in-goal del rival, y si bien cedió la última posesión cuando faltaban cinco segundos y extendió la angustia, se mantuvo erguido. ¿Quién frustró el último avance, que se extendió por un par de minutos dentro de las propias 25 yardas? Moroni. El centro/wing pescó la pelota en un ruck, una de las tantas destrezas que adquirió.

"Ningún partido contra Chiefs fue fácil. Todos se resolvieron en los últimos minutos. Por momentos aparecieron algunos fantasmas, pero por suerte lo sacamos adelante", dijo el rugbier formado en CUBA. "Estaba convencido de que la defensa iba a estar. No había que ceder penales. Era aguantar hasta que ellos se quedaran sin apoyo y el triunfo iba a venir", contó.

Moroni fue el mejor dentro de un rendimiento colectivo muy alto. Entre los más destacados cabe mencionar a Pablo Matera (autor del primer try, al minuto del juego), Guido Petti Pagadizábal, Tomás Cubelli, Matías Orlando y Emiliano Boffelli. Tute terminó con cinco tackles efectivos (dos errados), dos quiebres y tres defensores vencidos, además del try.

Haber vencido a un equipo neozelandés en un enfrentamiento de eliminación directa, con la experiencia que traía, eleva aun más el estatus de Jaguares. "Los equipos de Nueva Zelanda exigen desde el minuto uno, nunca dan el brazo a torcer. Dimos todos el máximo", subrayó Moroni.

Ahora, Jaguares espera por Brumbies, de Australia, que esta mañana vapuleó a Sharks, de Sudáfrica. "Que venga el que venga. Nosotros vamos a esperarlo acá, como locales. Es muy lindo jugar con toda esta gente", desafió Tute.

Con esa actitud, va a ser difícil bajar a este equipo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.