Se acordó de ganar... pero ¿está a tiempo?